Jorge Arturo Mora. 13 enero
La reina Isabel desconocía que los duques de Sussex se apartarían de la vida pública. Foto: Archivo.
La reina Isabel desconocía que los duques de Sussex se apartarían de la vida pública. Foto: Archivo.

La esperada reunión concluyó y, tras todo el drama generado, al fin se conoció la postura oficial de la reina Isabel II sobre el cisma que ha sacudido a la realeza británica en los últimos días.

La monarca dijo que ella y la familia real apoyan por completo la decisión de su nieto, el príncipe Enrique y su esposa, Meghan Markle, de independizarse de la monarquía, según se reveló en un comunicado emitido desde Sandringham, la casa de campo de la familia en el este de Inglaterra.

La reina se ha reunido ahí con la polémica pareja para conocer cuál será el destino de la familia real, después de que los duques de Sussex manifestaran la semana pasada su deseo de no ser miembros de primer rango de la monarquía. En la cita también participaron el príncipe Carlos y el príncipe Guillermo, padre y hermano mayor de Enrique, respectivamente.

Un comunicado de prensa esclarece un poco el panorama.

“Mi familia y yo apoyamos completamente el deseo de Enrique y Meghan de crear una nueva vida como familia joven. Si bien hubiéramos preferido que siguieran siendo miembros de la Familia Real a tiempo completo, respetamos y entendemos su deseo de vivir una vida más independiente como familia sin dejar de ser una parte valiosa de mi familia”, se lee en el comunicado de la monarca, de 93 años.

La reina agregó que lo que viene es un “período de transición” en el que el duque y la duquesa de Sussex dividirán su tiempo entre Canadá y el Reino Unido.

“Harry y Meghan han dejado en claro que no quieren depender de fondos públicos en sus nuevas vidas”, también reza el comunicado.

“Son temas complicados para mi familia. Hay mucho trabajo por hacer, pero en los próximos días esperamos tener decisiones finales para resolver esta circunstancia”, finaliza la reina en el comunicado. Habrá que esperar cómo se resuelven los bienes reales de la familia, los títulos nobiliarios y demás asignaciones financieras.

Entre los especialistas en temas relacionados con la monarquía llamó la atención que Isabel II optó en su mensaje por refererirse a la pareja por sus nombres y no por sus títulos de nobleza.

Enrique es el hijo menor del príncipe Carlos y la fallecida princesa Diana de Gales. Es el sexto en la línea de sucesión de la corona británica, detrás de su padre, su hermano mayor Guillermo, y sus sobrinos Jorge, Charlotte y Luis. El hijo de Enrique, Archie, ocupa la sétima posición.