Cultura

Sergio Ramírez dedica su doctorado ‘honoris causa’ de la UNA a presos políticos de Nicaragua

Al recibir la máxima distinción de la Universidad Nacional, este jueves 19 de mayo en Heredia, el escritor nicaragüense aseguró además que asume el exilio como una consecuencia de lo que escribe

El escritor, periodista, abogado y político nicaragüense, Sergio Ramírez Mercado, recibió este jueves 19 de mayo el título de doctor honoris causa de la Universidad Nacional (UNA).

Esta es la máxima distinción que concede la UNA a personas eminentes en el campo de la investigación, la docencia, la extensión, las ciencias, las artes y las letras. En el caso de Ramírez, de 79 años, el reconocimiento le fue otorgado por la trascendencia de sus obras literarias, las cuales han posicionado a Centroamérica en el escenario mundial.

“He de destacar su posicionamiento ético, social, cultural y político. Como hombre de letras, su ámbito de acción ha sobrepasado la creación literaria, abrazando el sueño de la patria grande centroamericana, de unidad por la educación y la cultura”, dijo Francisco González, rector de la UNA.

Ramírez, galardonado con el Premio Cervantes 2017, no ocultó su felicidad por recibir el reconocimiento, que incluyó un diploma y una placa.

“La literatura es un camino de realización personal y una forma de realizar a un país. Me siento muy satisfecho de que yo, como escritor, he podido darle relevancia a una región que lo merece y que la cultura sigue siendo lo mejor que tenemos. La literatura creativa es lo mejor que tenemos en Centroamérica y lo único que ahora es capaz de unirnos, y eso también es un gran merito que tiene”, aseguró.

El novelista, quien vivió por más de 14 años en Costa Rica, además se sinceró sobre lo que la literatura ha traído a su vida a lo largo de seis décadas de trayectoria, aproximadamente.

“La literatura es imaginación pura, es decir, consiste en transformar lo que imaginamos en palabras y eso es lo más difícil del mundo. Las palabras permiten que el lector se imagine lo que yo me imagino pero a su propia manera.

”Esa tarea de convertir las imágenes en palabras ha significado mucho para mi vida... ha significado todo: realmente todo lo que me ha pasado en la vida ha sido consecuencia de mi sensibilidad como escritor y por eso quiero ser recordado como tal”, detalló Ramírez.

La dedicatoria de Ramírez por la distinción fue clara: “A los prisioneros políticos que de manera injusta y cruel sufren su cautiverio en las cárceles de la dictadura, en Nicaragua”.

“Pido a todos ustedes, los costarricenses, no olvidarlos y acompañar la lucha silenciosa que libran por una Nicaragua digna, justa y democrática, que representa la causa de la libertad tan querida en este país”, dijo.

En setiembre del 2021, el escritor nicaragüense tomó la decisión de exiliarse en España, luego de que el régimen de Daniel Ortega emitiera una orden de detención en su contra. En aquel momento, la Fiscalía de Nicaragua lo acusó de “realizar actos que fomentan e incitan al odio y la violencia”, y ordenó su captura y el allanamiento de su residencia en Managua.

Ramírez, quien por segunda ocasión es exiliado (la primera vez fue durante la dictadura de Anastasio Somoza), considera que esta es una consecuencia de su arte, de lo que escribe, de la literatura.

“Cuando la literatura no es inocente uno la asume con las consecuencias que traiga. Yo creo que cuando un escritor se calla sobre los problemas, las angustias y las vicisitudes de su propio país, puede tener una vida feliz, tranquila y vivir en su país sin sobresaltos, sin problemas y, a lo mejor, su obra literaria no sufre mengua. En mi caso, para lo que yo escribo el silencio no sería bueno, entonces la literatura es una consecuencia y es lo que yo he escogido y eso hay que asumirlo”, afirmó.

El próximo lunes 23 de mayo, en un acto solemne, Sergio Ramírez también recibirá el título de doctor honoris causa de la Universidad de Costa Rica (UCR). Durante la ceremonia, que se llevará a cabo en el Aula Magna de la Plaza de la Autonomía, el autor dará la conferencia La memoria y la imaginación (Reflexiones de un lector vicioso).

El doctorado honoris causa es la máxima distinción que le concede la UCR a una persona en reconocimiento a su trayectoria y aportes al desarrollo social, a la cultura y a la literatura latinoamericana.

Además, el martes 24 de mayo, Ramírez será incorporado a la Academia Costarricense de la Lengua (ACL), luego de que fuera nombrado miembro correspondiente por sus méritos y aportes a la cultura costarricense. Como parte de esa ceremonia dará un discurso titulado La literatura y sus fantasmas.

“Esto significa mi ciudadanía cultural en Costa Rica. Yo me he sentido siempre parte de este país, por eso viví aquí 14 años; y parte de la obra cultural, que creo que ya es un legado para Centroamérica, la hicimos desde aquí: en la Editorial Universitaria Centroamericana (Educa) y en los festivales culturales he echado raíces como escritor. Aquí encontré el ambiente propicio para escribir, de manera que yo le debo mucho a este país”, expresó el escritor luego de recibir el doctorado honoris causa de la UNA.

Kimberly Herrera

Kimberly Herrera Salazar

Periodista graduada de la Universidad Internacional de las Américas. Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.