Servicios

Pruebas teóricas de manejo se harían en forma virtual

Cosevi afina convenio con el Tec para aligerar presa de evaluaciones

Conseguir espacio para los cursos y pruebas teóricas de manejo dejaría de ser un dolor de cabeza para miles de aspirantes que llevan más de dos años intentando completar ese requisito para obtener la licencia de conducir. La intención del departamento de Educación Vial es que ambos trámites puedan realizarse de forma virtual, es decir realizando el curso mediante tutoriales en video y posteriormente la prueba en remoto.

Según adelantó la directora a.i. de esa dependencia, Jaqueline Ruiz, actualmente se encuentran en las fases finales para firmar un convenio entre el Consejo de Seguridad Vial (Cosevi) y el Instituto Tecnoloǵico de Costa Rica (Tec) a fin de que este último se encargue de la implementación de este modelo.

Ruiz aseguró que el acuerdo está listo y solo depende de la aprobación de la Junta Directiva del Cosevi, sin embargo aún deben afinar detalles legales y financieros, pues el plan requiere medidas de seguridad costosas.

“Lo que estamos proyectando es si tuviéramos un canal de Youtube donde la gente pueda llevar su curso virtual; pero todas las partes estamos abocados a la evaluación, ¿cómo va a ser?, ¿cómo tener certeza de que la persona que está detrás de la pantalla es la persona que va a ir a hacer la prueba práctica?. Porque esa una gran responsabilidad, estamos dando un arma para que vaya a la calle y hay que garantizarnos que la persona que está detrás del monitor sea la persona correcta que esté haciendo el curso y la evaluación”, explicó.

Según dijo, las opciones valoradas hasta ahora incluyen reconocimientos biométricos para los cuales se requiere presupuesto adicional.

Otro de los aspectos que aún discuten en Educación Vial es la cola que generará esta solución en las pruebas prácticas, donde también hay dificultades para atender la demanda debido a la falta de personal.

“Lo que pasa es que si tengo esa virtualidad y tengo 24/7 abierto, mucha gente me va a llegar a la prueba práctica y si no tengo evaluadores volvemos a colapsar”, apuntó. De acuerdo con la encargada de Educación Vial, actualmente el departamento de evaluación tiene un faltante de alrededor de 70 plazas.

A pesar de que algunos servicios como la emisión de licencias fueron tercerizados, ese personal no puede utilizarse en las áreas donde se tiene el faltante porque no cumplen los requisitos.

Ruiz aseguró que luego de recibir un fallo de la Sala Constitucional en el que se ordenaba realizar las mejoras tecnológicas necesarias para garantizar que los usuarios puedan acceder a las citas, se realizaron algunas modificaciones en los sistemas informáticos cuyos resultados comienzan a evidenciarse.

Por ejemplo, en la última liberación de cupos, el pasado 17 de diciembre, muchos usuarios se manifestaron sorprendidos en redes sociales, pues habían logrado una cita sin mayor dificultad, mientras que meses atrás la queja constante era que a pocos minutos de habilitados los espacios, ya no quedaban campos disponibles o el sistema colapsaba.

Sin embargo, la directora insistió en que esta es solo una parte de la problemática, pues la principal traba es la escasez de recurso humano y la larga lista de espera que tiene este servicio, el cual se vio impactado directamente por la pandemia, pues también debieron reducir aforos en las aulas para los cursos y pruebas.

“Todo ha sido por la falta de recurso humano, lo venimos enfrentando desde hace 10 años por las directrices del congelamiento de plazas, una pérdida del personal que estaba por jubilarse, son plazas que se perdieron, las eliminaron del presupuesto nacional, pasamos de tener en aquel momento 70 evaluadores a solo 13 en la sede central y tenemos la misma gente o más haciendo pruebas (...) Hay sedes como Limón, Río Claro y Guápiles donde no hay instructor, entonces no abrimos citas en esos lugares”, agregó.

De acuerdo con la funcionaria, actualmente hay un equipo interdisciplinario que tiene como principal tarea atender no solo el fallo de la Sala, sino lo ordenado por la Contraloría General de la República, que también criticó las deficiencias del servicio en un informe reciente.

Parte de la estrategia, dijo, también incluye la gestión que ya se está realizando ante el Ministerio de Hacienda para lograr la habilitación de nuevas plazas.

El informe emitido por la Contraloría a inicios de noviembre determinó que toda la gestión de las pruebas teóricas es desarticulada y poco proactiva, al punto de que la oferta de citas es “considerablemente inferior a la demanda” y añade que en los últimos meses no se oferta ni el 50% de cupos requeridos para atender la demanda de interesados.

Asimismo, se encontró que no se aplican restricciones como la cantidad y tipos de citas que una misma persona puede matricular, lo cual abre portillo para que algunos usuarios consigan “un número considerable de citas y, a su vez, le ha permitido cancelar un gran número de ellas” para dejar los espacios a otras personas que pagan por este tipo de facilidad.

Las autoridades tienen plazo hasta el 11 de mayo para atender las disposiciones giradas por el ente contralor, las cuales se concentran en garantizar el ofrecimiento del servicio de pruebas de manera óptima.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.