Daniela Cerdas E.. 9 enero
De acuerdo con expertos en educación, preescolar marca una diferencia y garantiza mayor posibilidad de éxito para el alumno en primaria y secundaria. Foto Rafael Murillo
De acuerdo con expertos en educación, preescolar marca una diferencia y garantiza mayor posibilidad de éxito para el alumno en primaria y secundaria. Foto Rafael Murillo

Ninguna escuela podrá negar matrícula para primer grado aunque se trate de niños que no hayan realizado los estudios de preescolar, que constiturían requisitos “obligatorios” a partir del 2020.

La directora de Preescolar del Ministerio de Educación Pública, Guisselle Alpízar, explicó el miércoles que no es posible rechazar a ningún menor a pesar de no tener el requisito porque “prevalece el derecho a la educación".

El Departamento de Análisis Estadístico del MEP estima que 82.609 estudiantes cursarán primer grado en 2020.

No obstante, según los registros del Ministerio, de esos 67.279 cursaron el materno infantil y 69.095 transición. Es decir, hay cerca de 13.000 niños que podrían no cumplir el requisito.

Según Alpízar, esa diferencia podría deberse a niños migrantes que recién llegan al país o que hayan cursado preescolar en centros educativos privados.

Además, señaló la funcionaria, siempre habrá excepciones de niños que no asistieron a preescolar porque residen en comunidades muy lejanas, como en territorios indígenas, donde aún no se ofrece servicio ese educativo.

“En los casos que debe ingresar a primer año y no asistió al ciclo que le antecedía por razones justificadas, lo que procede es realizarle al niño un diagnóstico para determinar si requiere o no un apoyo. Si lo requiriera, el centro educativo lo coordina para que el niño trascienda sin ninguna dificultad en el sistema”, explicó.

No obstante, aun y cuando los padres no tengan ninguna justificación para no haberlo matriculado, igualmente, el centro educativo debe permitirles cursar el primer grado.

El único requisito será que el alumno tenga seis años cumplidos al 15 de febrero.

Marca diferencia

De esta forma, el Ministerio de Educación Pública (MEP) flexibilizó la medida anunciada en 2017 por la entonces jerarca, Sonia Marta Mora, quien informó de que enviar a los menores a materno infantil y transición (kínder) sería imperativo para comenzar la escuela.

El ciclo de materno infantil está dirigido a niños de entre 4 y 5 años, mientras que transición a menores de entre 5 y 6 años.

La instrucción es que al momento de acudir al centro educativo para matricular, los padres debían presentar el certificado o diploma.

La principal consideración para aplicar la medida es que los estudios de preescolar marcan diferencia en el proceso de aprendizaje y garantizan mayores posibilidades de éxito para cuando el estudiante llegue a primaria o secundaria.

Según el Programa Internacional de Evaluación de los Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés) de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), los estudiantes que logran asistir por un año o más a educación preescolar muestran “mucho mejor” rendimiento en lectura, matemáticas y ciencias.

Nuevo uniforme

En 2020 también será obligatorio que todos los niños de preescolar usen el nuevo uniforme unisex establecido por el MEP, en vez de gabacha celeste tradicional.

Se trata de una camiseta básica color celeste, la cual tendrá cuello en uve y una cinta que va de hombro a hombro. Esta camiseta, para niños y niñas, tendrá puntadas recubiertas en el ruedo y mangas y ruedos con costura doble; se le podrá colocar el escudo del centro educativo.

El Ministerio recomienda que esa prenda esté confeccionada con un tipo de tela deportiva antitranspirante, como, por ejemplo: speed dry, Jik deportiva, Irazú deportiva o techno gold.

El tradicional pantaloncito corto o bombacho fue reemplazado por una pantaloneta con pretina elástica de dobles costura, tanto para varones como para mujeres; con un bolsillo trasero del lado derecho. Estará confeccionado con tela rodeo, color azul (tono pantone 282 #002654).

Las niñas podrán usar una enagua pantalón con las mismas características y color de la pantaloneta.

Para días fríos, los estudiantes pueden vestir un buzo. Este tendrá una pretina elástica y doble costura, pierna ancha, con un bolsillo trasero del lado derecho; será del mismo color de la pantaloneta (tono pantone 282 #002654).

Además, un suéter con zíper adelante, dos bolsas al frente y un gorro. Podrá llevar el escudo del centro educativo.

Los zapatos negros tipo mocasín del informe tradicional fueron reemplazados por tenis oscuros o negro y medias azul oscuro.

(De izquierda a derecha) Jean Carlos Gutiérrez, David Cruz Medrano, Aylin Pamela Mayorga, Naydelin Urroz , del Jardín de Niños Margarita Esquivel, modelaron el nuevo uniforme de peescolar presentado por el MEP en 2018.
(De izquierda a derecha) Jean Carlos Gutiérrez, David Cruz Medrano, Aylin Pamela Mayorga, Naydelin Urroz , del Jardín de Niños Margarita Esquivel, modelaron el nuevo uniforme de peescolar presentado por el MEP en 2018.