Política

Daniel Ortega en el aislamiento del poder total en Nicaragua con oposición e Iglesia amordazadas

OEA considera que ‘el ambiente de opresión se ha agravado’

San José. El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, se dirigen hacia un control casi total de la vida de los nicaragüenses mediante la represión de toda voz disidente, incluso en la Iglesia católica. La acumulación de poder de la pareja presidencial se viene gestando desde su retorno a la primera magistratura en 2007, tras efectuar cambios a la Constitución en 2011 y 2014, explicó a la AFP la socióloga Elvira Cuadra, exiliada en Costa Rica.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.