Salud

Temor a covid-19, problemas de convivencia y preocupaciones económicas motivaron consultas a psicólogos

Entre mayo y octubre, profesionales atendieron 4.090 llamados a la línea gratuita 1322; servicio se mantiene para dar apoyo

Entre el 4 de mayo y el 31 octubre, el Colegio de Profesionales en Psicología atendió 4.093 llamadas en la línea que funciona a través de la plataforma 1322.

Los especialistas atendieron, principalmente, personas con síntomas de ansiedad, así como de depresión. El servicio es gratuito y opera las 24 horas.

Dentro de las causales de consulta, el Colegio detectó tres problemas principales: el temor al contagio de la covid-19 (ya fuera en ellos o en un familiar), problemas de convivencia y preocupaciones por la crisis económica.

“Existe un alto nivel de ansiedad asociado a los riesgos de contagio de covid-19, en este caso, entre más casos activos haya en un determinado día en un cantón, mayor tenderá a ser la cantidad de consultas desde ese cantón y, de manera particular, aquellas relacionadas con sintomatología ansiosa”, destaca el informe.

Mujeres y personas de la región central, quienes más llaman

El análisis arrojó que dos de cada tres llamadas (66,9%) fueron realizadas por mujeres.

Además, las mujeres eran quienes más experimentaban ansiedad por contagiarse o que alguien cercano lo hiciera. También presentan mayor preocupación por los problemas de convivencia.

Los hombres, por su parte, muestran en mayor proporción sintomatología depresiva con mayor preocupación por la situación económica y laboral.

Por edad, el 60% de las personas que hicieron consultas era adultas, el 35% adultas mayores y el 5% menores de edad.

El hecho de que la mayor cantidad de llamadas sean de adultos se debe a que este es el grupo poblacional más numeroso, la situación cambia cuando se consideran las llamadas, según la proporción de personas en cada grupo de población.

“Las personas adultas mayores, proporcionalmente, consultan con mucho mayor frecuencia que las otras dos categorías de edad”, señala el informe.

Aunque hubo llamadas de todo el país, hubo un marcado predomino de la zona central: el 80% de todas las llamadas fueron de esa región, seguida de la zona Huetar Atlántica, con un 5,2%; la Chorotega con 4,8%; la Pacífico Central, con 4,4%; y, finalmente, la Huetar Norte con 3%; y la Brunca con 2,6%.

Las consultas han procedido de los 82 cantones del país, lo que indica que sí hay necesidades del servicio en todos los rincones.

A fondo dentro de las causas de consulta

El informe divide a las consultas en cuatro grandes grupos que después subdivide: crisis de medicación psiquiátrica o abuso de sustancias psicoactivas (10,8% de las llamadas), problemas de comportamiento en menores de edad (1,4%), sintomatología ansiosa (61,1%) y sintomatología depresiva (26,7%).

En la sintomatología ansiosa, el temor, un estado constante de alerta y sensación de amenaza son predominantes. Mientras que, en la depresiva, hay una valoración negativa de la persona y de su entorno.

Sin embargo, no todos los grupos de la población viven de igual forma estos síntomas.

“Se evidencian diferencias significativas según sexo, con una mayor concentración de consultas asociadas a la ansiedad en las mujeres, mientras que entre los hombres existe casi el doble de consultas sobre uso de medicamentos o sustancias y en menor medida por sintomatología depresiva”, subraya el documento.

También hay diferencias según edad. Las personas adultas mayores también tienen ligeramente más casos de ansiedad que los otros grupos de edad, con 63,8%.

Las horas de consulta también variaron según las manifestaciones de la persona. Por ejemplo, las llamadas asociadas a ansiedad se daban más durante la mañana o la tarde, mientras que el uso de sustancias se agrupó principalmente en las madrugadas y la sintomatología depresiva en madrugadas y mañanas.

Las causas de las causas

Los síntomas manifestados por las personas tenían un origen, una preocupación (o varias) en particular.

Dentro de las llamadas asociadas a la ansiedad una de cada tres (32,3%) estuvo relacionada con miedo a infectarse de covid-19 o a que alguien cercano lo hiciera. Una de cada cuatro (25,7%) tenía que ver con problemas de convivencia familiar al pasar más tiempo en casa. El 19,2% a sentimientos de aislamiento o abandono y un 16,1% a situación económica o laboral.

Mientras tanto, en las llamadas relacionadas con depresión, el 28,5% estaba relacionado con problemas de convivencia, el 23,5% a un duelo, el 20,7% a aislamiento o abandono y 15,2% a la situación económica o laboral. En este apartado, solo el 12,1% de las personas registraba síntomas depresivos por temor al contagio.

El Colegio indicó que sus profesionales seguirán brindando el servicio de forma gratuita las 24 horas y que es muy posible que la necesidad de este continúe aún cuando pase la pandemia.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.