Irene Rodríguez. 19 febrero
El 60% de los funcionarios de
El 60% de los funcionarios de "primera línea" de atención a la pandemia ya fue vacunado. Fotografía: CCSS

Las aplicación de la vacuna contra la covid-19 será obligatoria para todos los funcionarios de salud.

Así lo dio a conocer la mañana de este viernes Mario Ruiz Cubillo, gerente médico de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), durante una conferencia de prensa.

“La vacuna en realidad salva vidas, evita que las personas se enfermen de forma grave. La Comisión Nacional de Vacunación (y Epidemiología, CNVE) ha establecido que la vacunación es obligatoria y estamos a la espera de la notificación oficial para tomar las medidas correspondientes, bajo el entendido de que, recordemos: la vacuna salva vidas”.

Ruiz no especificó cuáles serían esas medidas correspondientes, y cada caso será analizado de forma individual, pues pueden existir personas que, por condiciones de salud no puedan recibir la dosis.

No obstante, la negativa a una vacuna no les permitiría a quienes trabajan directamente con pacientes realizar labor.

En este momento, más del 60% de los funcionarios de la CCSS de primera respuesta ya están vacunados.

“Es muy importante que estas personas estén vacunadas, no solo en la Caja, también en la Comisión Nacional de Emergencias, los Bomberos, la Cruz Roja, porque ellos son quienes nos cuidan”, manifestó Ruiz.

La oficina de prensa de la CCSS aclaró, horas más tarde que el jerarca se refirió específicamente a funcionarios de salud y no a la población en general.

A inicios de mes las autoridades de salud reconocieron que al menos 309 trabajadores de hospitales habían manifestado su negativa a ser vacunados. Esta cifra fue un corte hecho a la última semana de enero, y pudo haber aumentado.

En entrevista con La Nación, Leandra Abarca, coordinadora del Programa Ampliado de Inmunizaciones de la CCSS, indicó que entre los empleados que se niegan a recibir el fármaco hay profesionales de salud, así como trabajadores de otros perfiles.

En aquel momento, el ministro de Salud, Daniel Salas, indicó que no se podía obligar a las personas a recibir la inyección. No obstante, Abarca informó de que habían solicitado un criterio legal al respecto.

Por su parte, el médico y doctor en Bioderecho, Alejandro Marín, aseguró a La Nación que sí es ético que el Estado obligue a esas personas a inmunizarse contra el nuevo coronavirus.

“Antes de hacer bien asegúrese de no hacer daño. Entonces, el deber de estos médicos, enfermeras y personal de salud es vacunarse. Tienen un deber deontológico, ética de los deberes”, afirmó Marín.

Datos suministrados por la CCSS el lunes pasado indicaron que se han aplicado 96.948 dosis de vacunas. De ellas, 81.169 han sido para personal de primera respuesta en la pandemia. Cada persona debe recibir dos dosis para tener la protección completa.