Desastres

Onda tropical 52: Costa Rica apenas asimila el golpe de Eta y ya se prevén más lluvias para el fin de semana

Mientras 718 personas siguen en albergues, el IMN le sigue el rastro a una onda tropical amenazante en el Caribe

Los helicópteros de Estados Unidos usados en la lucha conjunta antidrogas, facilitaron el puente aérea para llevar diarios a familias que tenían hasta seis días incomunicadas. Foto: Cortesía CNE.

El efecto del huracán Eta, que solo en puentes y carreteras dejó pérdidas por unos ¢8.000 millones, podría reforzarse ante la amenaza de lluvias a finales de esta semana, a causa de la nueva onda tropical 52.

De momento, los comités de emergencia y la maquinaria del Consejo Nacional de Vialidad y de los municipios están aprovechando que por ahora mejoró mucho el tiempo, para rehabilitar caminos y llegar con ayuda a zonas incomunicadas de Osa y Golfito.

El presidente ejecutivo de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) Alexander Solís, dijo que este lunes dos helicópteros crearon un puente aéreo de asistencia humanitaria y se enviaron 80 paquetes de alimentos a los habitantes de El Coquito y Santa Elena de Osa.

Se espera continuar el operativo por dos días más, con el fin de trasladar 275 raciones de alimentos las comunidades de La Peña y Corona en Golfito, que tienen al menos seis días de permanecer aisladas.

El operativo se realiza con las aeronaves norteamericanas que forman parte del Servicio de Vigilancia Aérea del Ministerio de Seguridad Pública.

Luego de la atención de primera respuesta, la CNE sigue en la evaluación de daños en agricultura, ganadería, vivienda, diques, puentes, acueductos, carreteras y otros, para cuantificar el total de daños y definir los planes de inversión de cara al decreto de emergencia que se publicará.

El diputado liberacionista, Gustavo Viales Villegas, presentó a la corriente legislativa un proyecto de ley con el propósito que la Junta de Desarrollo Regional de la Zona Sur (Judesur) destine más de ¢2.300 millones para la atención de la emergencia en Corredores, Coto Brus, Golfito, Osa y Buenos Aires.

Hasta este lunes seguían habilitados 21 albergues en Corredores, Coto Brus, Golfito, Paquera, Hojancha, Santa Cruz, Nicoya y Alajuelita.

Durante la emergencia, la atención máxima alcanzó a 2.056 personas distribuidas en 66 albergues temporales.

De momento, se ha brindado apoyo directo a 5.500 familias por parte de los comités municipales de emergencia.

La CNE facilita un formulario en línea que está en su página web www.cne.go.cr, para que los ciudadanos canalicen su ayuda a los afectados.

Se necesitan principalmente abarrotes, artículos de higiene personal, mascarillas, alcohol, guantes y dinero.

Vigilan onda

El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) informó de que la onda tropical N.° 52 se traslada lentamente sobre el mar Caribe, donde podría formarse como un sistema de baja presión en un par de días.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos indica que las condiciones ambientales son propicias para el desarrollo de una depresión tropical (la categoría más baja de un ciclón) el viernes o durante el fin de semana a partir de la onda N.° 52.

Ese ente afirma que el potencial de evolución es de un 50% en los próximos cinco días, por lo que el IMN le sigue la pista, aunque por ahora todo parece indicar que las lluvias serían aisladas y poco generalizadas.

Sin embargo, debido a las lluvias extremas que dejó Eta la semana pasada en muchas partes del país, los suelos saturados pueden generar algunos deslizamientos e inundaciones sin necesidad de aguaceros muy fuertes.

Según Rebeca Morera, del IMN, de momento todavía hay mucha incertidumbre y aún no se puede decir si llegará a formarse como depresión y si nos va a afectar o no.

“Lo que está comprobado es que se mueve lentamente cerca de las Antillas Menores y se va a estar aproximando al centro del mar Caribe”, dijo.

Afirmó que, dependiendo de cómo se comporte esa onda tropical, así será el tiempo en el país.

Al margen de lo que suceda con esa onda tropical, en las tardes de esta semana podrían generarse algunas lluvias en el Pacífico, debido al aporte de humedad del océano.

“Las lluvias serán aisladas en el Pacífico durante las tardes y primeras horas de la noche y en menor medida en el Valle Central, donde las mañanas seguirán calurosas y habrá algunos aguaceros focalizados en el norte y el oeste”, agregó la meteoróloga Morera.

Recordó que al estar bajo el fenómeno de La Niña, la presente estación lluviosa se extenderá un poco más de lo normal en todo el territorio.

Bajan alertas

Al mejorar el tiempo, la CNE levantó este lunes la alerta roja y solo dejó alerta naranja en los cantones de Nicoya, Nandayure, Hojancha, Corredores, Coto Brus, Golfito, Parrita y Quepos.

Quedan en alerta amarilla el Pacífico sur (salvo cantones de Corredores, Coto Brus, Golfito), el Pacífico Central (salvo cantón de Parrita y Quepos), el Pacífico Norte (salvo cantones de Nicoya, Nandayure, Hojancha) y el Valle Central.

La zona norte y el Caribe quedaron sin alerta alguna.

Afectaciones provocadas por Eta dejan más 1800 personas en albergues y 20 rutas cerradas en todo el país. Foto CNE.

Eta en golfo de México

El ciclón Eta, que el 2 de noviembre se constituyó como huracán, seguía este lunes posicionado como tormenta tropical en el golfo de México, cerca de Florida, Estados Unidos, después de golpear el istmo centroamericano y Cuba.

El fin de semana pasado Eta absorbió la onda tropical N.° 51 de la temporada, lo que demuestra que sus bandas asociadas todavía ejercen influencia en la atmósfera y eso aumenta la incertidumbre sobre la evolución que pueda tener la nueva onda, que se mueve hacia el Caribe.

“De hecho, la zona de convergencia está más al norte, porque Eta está al norte, es un sistema bastante amplio”, puntualizó la meteoróloga Rebeca Morera.

La mitad del territorio quedó libre de alertas ante la mejoría en el tiempo. El Pacífico seguirá con  lluvias principalmente en la segunda mitad de la semana. Imagen: CNE
Hugo Solano C.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.