Bienestar

Cuidado con las dietas milagrosas

Perder una gran cantidad de peso “sin esfuerzo” y en poco tiempo, es la primera señal de que un régimen alimenticio no es saludable

Los excesos en la alimentación de esta temporada de fiesta, dejan algunos kilos de más, y muchas personas -en su anhelo por perder peso- recurren a las llamadas “dietas milagrosas”, esas que prometen una gran pérdida de peso en poco tiempo y sin mucho esfuerzo.

Entre este tipo de dietas se encuentran las que restringen una gran cantidad de alimentos y son extremadamente bajas en kilocalorías, también podemos incluir a las dietas que se basan en un único alimento, tal como la dieta de la manzana o la dieta de la piña. Además, no podemos dejar de mencionar las que se basan en consumir solo batidos por varios días o las que incluyen un suplemento con propiedades milagrosas para perder peso.

Todo este tipo de dietas pueden tener consecuencias graves para nuestra salud, entre las que se encuentran:

· Deficiencia de nutrientes: lo que puede producir anemia, caída del cabello y descontrol hormonal, entre muchos otros problemas de salud.

· Hipoglicemia (disminución de azúcar en sangre): Esto debido al bajo consumo de kilocalorías y carbohidratos en la alimentación, por lo que se presentan dolores de cabeza, debilidad, falta de concentración, cambios de humor y hasta desmayos.

· Pérdida de masa muscular: se da como consecuencia del bajo consumo de alimentos, sobre todo alimentos fuente de proteína. Al perder masa muscular se pierde un tejido que ayuda a quemar calorías, por lo que el metabolismo se torna más lento.

· Deshidratación o problemas del sistema digestivo como gastritis, colitis, diarrea o estreñimiento: En este tipo de dietas muchas veces se consumen sustancias diuréticas o que generan diarrea, lo que propicia la pérdida de agua y el desbalance en nuestro sistema digestivo.

· El temido efecto rebote: al hacer una dieta restrictiva el organismo responde y la persona baja de peso. Sin embargo, realizar este tipo de dietas no es sostenible en el tiempo, debido a su bajo aporte de kilocalorías y la gran restricción de alimentos, por lo que las personas llegan a un punto donde no aguantan más, y terminan comiendo en exceso de nuevo recuperando el peso perdido. Esto genera frustración y una mala relación con la comida.

Por eso si usted desea bajar de peso, la mejor recomendación es que visite un nutricionista , el cual diseñara para usted una dieta balanceada, que incluya los diferentes grupos de alimentos y en las cantidades adecuadas de acuerdo a sus características y objetivos.

No ponga en riesgo su salud con tal de ver resultados rápidos, ya que las consecuencias negativas podrían ser mayores que los beneficios temporales.

Fuente: Doctora. Silvia Garita Navarro, Nutricionista CPN:891-11, teléfono: 83343542

Facebook: Nutrición Dra. Silvia Garita

Instagram: nutrisilcr