Salud

Refuerzos contra covid-19 comienzan a aplicarse en sitios de larga estancia

Dosis se administrarán de manera paulatina, según disponibilidad. CCSS permanece atenta a instrucciones de Comisión de Vacunación por si se ampliaran a otros grupos

A partir de este miércoles, residentes y trabajadores de hogares de larga estancia, como albergues para ancianos o personas con discapacidad, comenzaron a recibir una dosis de refuerzo de la vacuna contra la covid-19. Los residentes reciben una inyección adicional del biológico elaborado por la farmacéutica Pfizer con la empresa BioNTech, y los trabajadores, del producto desarrollado por el laboratorio AstraZeneca con la Universidad de Oxford.

Anteriormente, esta dosis solo se aplicaba de forma voluntaria a los trabajadores de la primera línea de atención de la pandemia que tenían más de seis meses de haber completado su esquema. A este lunes 6 de diciembre, 39.069 costarricenses ya se habían inoculado tres veces. Ellos representan el 0,76% de la población.

“Vamos a ir avanzando con la aplicación de terceras dosis poco a poco, conforme tengamos disponibilidad. Se está microplanificando en todo el país. Al igual que al inicio de las primeras dosis, se pondrán terceras dosis de mayor a menor edad conforme haya disponibilidad”, comentó Leandra Abarca Gómez, coordinadora del Programa Ampliado de Inmunizaciones de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

El Gobierno anunció que se inoculará de nuevo a mayores de 58 años y a personas con problemas inmunitarios. Hasta el momento, no se ha dicho a qué tipo de problemas inmunitarios alcanzará esta dosis adicional.

Las terceras dosis y los refuerzos son diferentes. Son la misma vacuna, con la misma formulación, pero cumplen funciones distintas. Las terceras dosis se dan en personas cuyos sistemas inmunitarios son muy débiles (por edad, por enfermedad, condición de salud o consecuencia de un tratamiento médico) y dos dosis no son suficientes para montar su respuesta inmune necesaria. En ellos, una tercera dosis sería parte de su esquema completo.

Un refuerzo, en cambio, se da, como su nombre lo indica, para reforzar una respuesta inmunitaria ya existente y que esta sea mayor. Esta se administra primero en personas con mayor exposición al virus (como los trabajadores de salud) o en quienes tienen más riesgo de complicarse o morir y por ello requerirían un refuerzo (como quienes viven en centros de larga estancia).

“Esperamos, en un corto período de tiempo, ir avanzando de mayor edad a menor edad hasta cumplir con toda la población indicada que desee tener su refuerzo y así disminuir transmisión y complicaciones y mortalidad asociada”, manifestó Abarca.

¿Cuándo tendrán acceso a vacunarse nuevamente las personas más jóvenes que no sean de primera línea ni personas con problemas inmunitarios? La CCSS indica que esperará instrucciones de la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología (CNVE).

En este momento, el país no tiene contemplado incluir a más personas para un refuerzo contra la covid-19, pero eventualmente podría ocurrir. Ante consulta de La Nación, la oficina de prensa del Ministerio de Salud indicó que la CNVE se mantiene analizando la información más actualizada con el fin de emitir criterios sobre la campaña de inoculación.

En casos muy específicos, para no desperdiciar dosis, algunas áreas de salud podrían activar planes de contingencia si tienen existencias próximas a perderse, pero no es la norma. Esto se dio en los Ebáis operados por la cooperativa Coopesana, que tuvo que activar el plan de contingencia de terceras dosis.

“Conforme han avanzado los diferentes estudios se ha visto que la efectividad puede ir bajando y se haría necesaria una tercera dosis. Tenemos el ejemplo de la vacuna contra la influenza que se aplica en ciertos grupos cada año, la CNVE nos irá indicando”, señaló Diana Paniagua Hidalgo, de Vigilancia de la Salud de la CCSS.

Paniagua recuerda que, con covid-19, la prioridad es iniciar y completar esquemas y reforzar las de grupos prioritarios.La especialista pidió a las personas aceptar una dosis de refuerzo si esta se les ofrece.

En otros países, cualquier persona mayor de 18 puede vacunarse por tercera vez siempre y cuando cumpla seis meses de haber completado su esquema.

Los costarricenses que tengan su esquema completo y visa estadounidense al día pueden viajar por un refuerzo a Estados Unidos. El país norteamericano ofrece boosters de sus tres casas farmacéuticas disponibles: Pfizer (desarrollada en conjunto con BioNTech), Johnson & Johnson y Moderna. En los dos primeros productos se aplica exactamente el mismo fármaco del esquema completo; en el caso de Moderna el refuerzo es la mitad de una dosis original, pero el fármaco es el mismo.

En este momento, la CCSS tiene dispuestas vacunas en todo el país. Hay vacuna de primera dosis para quienes no han comenzado su esquema, y de segunda para quienes ya cumplieron su plazo de tres semanas en el caso de Pfizer y de ocho en el caso de AstraZeneca.

Faltan por inocular 369.673 personas. De ellas, cerca de 33.000 son mayores de 58 años y unas 69.000 son adolescentes.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.