Política

Rodrigo Chaves usó cuentas de fideicomiso para pedir donaciones en almuerzo en Club Unión

Legislación electoral prohíbe la recaudación de fondos al margen de los controles del partido; actividad se realizó 29 días después de que Chaves anunciara su candidatura por el PPSD

El candidato Rodrigo Chaves usó las cuentas de un fideicomiso privado, de nombre Costa Rica Próspera, para pedir donaciones para su campaña en un almuerzo efectuado en el Club Unión, el 5 de agosto del 2021, en el que la cuota de asistencia era de $1.500 (¢984.000).

El propio Chaves anunció la actividad y las cuentas en sus redes sociales. El almuerzo se efectuó 29 días después de que él anunció su candidatura presidencial por el Partido Progreso Social Democrático (PPSD).

En la publicación titulada “¡Almorcemos y conversemos!”, se detalló que el encuentro sería con el exministro de Hacienda y que la cuota se podía depositar en dos cuentas bancarias del Banco Nacional, una en colones y otra en dólares; se anotaron los números de cuentas cliente e IBAN, de cada una de ellas.

Los números de cuentas ahí consignados son los mismos que aparecen en el contrato de creación del fideicomiso Costa Rica Próspera, el cual se suscribieron el 25 de febrero del 2021 Chaves y el empresario Jack Loeb Casanova con Alonso Vargas Araya, representante de la empresa administradora de fondos ATA Trust Company.

La legislación electoral prohíbe el financiamiento paralelo. Eso significa que, aparte del tesorero partidario o de las personas que designe el Comité Ejecutivo, ninguna persona o grupo tiene autorización para gestionar fondos en beneficio de un partido. De hecho, el Código Electoral prevé sanciones para quienes realicen aportes de esta manera y para los dirigentes que reciban aportes “valiéndose de una estructura paralela para evadir el control del partido político”.

Ese fideicomiso se utilizó para financiar gastos de campaña de Progreso Social, según reveló este diario el sábado pasado.

En un estado de cuenta del fideicomiso, se reportan tres ingresos por $1.500 cada uno que dicen “donación almuerzo” de los días 4, 6 y 10 de agosto del 2021, muy cerca de la fecha de la actividad en el Club Unión, del día 5.

Un deposito fue del propio Chaves, otro de Sergio Naranjo y el tercero de Arnoldo André Tinoco, quien preside ATA Trust, la empresa que administra de los fondos del fideicomiso.

Esa información y el nombre de las personas que nutrieron con recursos al fideicomiso permanecieron ocultos antes de la primera ronda del 6 de febrero debido a que Rodrigo Chaves alegó que se trataba de un fideicomiso privado con una cláusula de confidencialidad.

En agosto pasado, Chaves reconoció que había creado un fideicomiso para recibir aportes de su campaña. Así lo consignó en una publicación en su cuenta de Facebook el día 3 de ese mes: “Como parte de la estrategia de financiamiento de la campaña, estamos realizando distintas actividades para recaudar fondos, las cuales forman parte de las actividades lícitas que define nuestra normativa. En este sentido, el almuerzo responde a una acción privada la cual es una práctica usual y muy normal para financiar de manera honesta, transparente y limpia una campaña política con el apoyo de donantes.

“Para nosotros, el tema de la transparencia y manejo de las finanzas es primordial. Por eso, hemos creados un instrumento económico administrado por un tercero en la figura de un fideicomiso. Específicamente, para este almuerzo, esta invitación se dirigió a un grupo de personas que previamente han mostrado interés en apoyar el proyecto político de sacar adelante a Costa Rica y que habían confirmado su asistencia y su intención de contribuir económicamente”.

El Código Electoral establece que todas las donaciones deben ingresar a una única cuenta bancaria a nombre del partido político, previamente registrada ante el TSE, y que ninguna persona o grupo tiene autorización para gestionar fondos en beneficio de una agrupación.

La legislación sanciona con penas de dos a seis años de prisión a cualquier personero del partido que reciba contribuciones, donaciones o cualquier otro tipo de aporte ilegal. Y el castigo es de dos a cuatro años para la persona que done a un partido por medio de terceras personas.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.