Política

Funcionarios con salarios inferiores a ¢842.000 no pagarían renta por salario escolar

Gobierno presenta texto sustitutivo para evitar que la eliminación de la exoneración afecte a servidores con sueldos por debajo del mínimo exento

El Poder Ejecutivo procura evitar que los empleados públicos paguen impuesto de renta por el salario escolar, en los casos en los que las remuneraciones mensuales estén por debajo del monto a partir del cual se paga el tributo.

Así lo establece la nueva redacción del expediente 22.369, proyecto de Ley de reducción de beneficios fiscales y ajuste en tarifas de rentas de capital, que presentó el Gobierno este jueves.

Este plan eliminaría la exoneración fiscal de la que hoy gozan los funcionarios públicos en el salario escolar, el cual constituye un decimo tercer salario al año, aparte del aguinaldo.

El salario escolar no es un ahorro, sino que forma parte de la remuneración ordinaria, según ha dicho la Sala IV.

Dentro de la agenda de ajuste fiscal, el Gobierno propuso eliminar esta exoneración para los salarios escolares superiores a ¢842.000, que es la base actual a partir de la cual se paga renta.

No obstante, surgió la duda de si un servidor público con un sueldo inferior a ese monto tendría que pagar impuesto de renta cuando, en un mismo mes, recibe su remuneración mensual y el salario escolar.

Tal es el caso de un empleado que gana ¢500.000 y que está exento siempre. Al devengar el salario escolar en enero, su ingreso mensual sube a ¢1 millón, lo que lo haría sujeto de pagar renta.

Con la intención de evitar que eso ocurra, el texto sustitutivo planteado por el Gobierno crearía una cédula especial para el salario escolar, con un tratamiento tributario separado.

Incluso, recibiría un trato diferenciado en caso de que se apruebe el proyecto de renta global, el cual sumaría todos los ingresos de las personas por año, tanto por salario como por trabajos independientes, para calcular el impuesto de renta anual.

El jerarca de la Dirección General de Tributación, Carlos Vargas, explicó que, en la versión anterior del proyecto, cuando el trabajador consolidaba el derecho a recibir el salario escolar, a principios de cada año, sus ingresos sumados causaban que fuera sujeto del gravamen.

“Ese mes, ese trabajador terminaba pagando el impuesto de renta, cuando era una persona que no lo pagaba por no llegar al mínimo. Antes, la alternativa para minimizar eso era ir asignando el impuesto como devengado cada mes, de manera que no se daba ese error de salto al sumarlo todo”, refirió Vargas.

Ahora, la opción por la que intentará seguir Hacienda es, en lugar de asignar el impuesto cada mes, darle ese tratamiento aislado, sin que se produzca un efecto de sumarlo con la remuneración mensual.

Aarón Sequeira

Aarón Sequeira

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica.