Sofía Chinchilla Cerdas. 11 agosto
El nuevo texto se aprobó por unanimidad en el foro de Hacendarios, con votos de los partidos Liberación Nacional (PLN), Acción Ciudadana (PAC), Unidad Social Cristiana (PUSC), Restauración Nacional, Republicano Social Cristiano y un independiente. Foto: Aarón Sequeira.
El nuevo texto se aprobó por unanimidad en el foro de Hacendarios, con votos de los partidos Liberación Nacional (PLN), Acción Ciudadana (PAC), Unidad Social Cristiana (PUSC), Restauración Nacional, Republicano Social Cristiano y un independiente. Foto: Aarón Sequeira.

La Comisión Legislativa de Asuntos Hacendarios acogió un texto sustitutivo para el proyecto que introduciría las jornadas laborales de 12 horas por cuatro días a la semana. Esta nueva versión permitiría a patronos y trabajadores negociar, de inmediato, el traspaso a la nueva modalidad por escrito con la entrada en vigencia de la ley.

La versión anterior le encomendaba al Ministerio de Trabajo hacer una consulta pública para establecer, en un plazo de tres meses, los trabajos en los que se puede laborar hasta 12 horas seguidas con tres días de descanso por semana.

El plan de reforma al Código de Trabajo deja abierta la posibilidad de que la nueva modalidad de jornadas se implemente “en casos de excepción muy calificados”, “preferentemente en aquellas labores que por su naturaleza requieran de procesos continuos de 24 horas de trabajo”.

En cambio, el sistema se prohibiría en labores pesadas, peligrosas o insalubres, cuando los tiempos de exposición y riesgos sean especialmente nocivos; así como en los trabajos que exijan un extraordinario esfuerzo físico y en aquellas faenas en el que las personas mantengan sus pies en el agua o el barro.

La iniciativa no precisa, de momento, qué se consideran excepciones muy calificadas ni qué áreas requieren procesos de labor ininterrumpida.

Este nuevo texto se aprobó por unanimidad en el foro de Hacendarios, con votos de los partidos Liberación Nacional (PLN), Acción Ciudadana (PAC), Unidad Social Cristiana (PUSC), Restauración Nacional, Republicano Social Cristiano y un independiente.

La liberacionista Ana Lucía Delgado, quien trabajó en el replanteamiento del proyecto de ley, afirmó que Hacendarios procurará especificar en el proyecto qué áreas productivas podrían utilizar jornadas extraordinarias, y en qué áreas quedará prohibido.

De acuerdo con la legisladora, se acordó con el Ministerio de Trabajo que dicha definición no se haga mediante un decreto ejecutivo, debido a que la Constitución Política establece que solo la Asamblea Legislativa puede crear excepciones a las disposiciones sobre jornadas laborales.

La nueva versión del proyecto 21.182 también obligaría a los patronos a aplicar controles semestrales para evaluar la salud de los empleados, garantizar “una adecuada carga de trabajo según el puesto ocupado dentro de la empresa” y “turnos laborales diseñados para disminuir la fatiga”.

Embarazadas podrían elegir

El plan establece que el paso de una jornada ordinaria a una acumulativa no puede ejecutarse unilateralmente, sino que el trabajador tendría que consentirlo.

La versión previa del proyecto de ley prohibía que las mujeres embarazadas o en lactancia hicieran turnos de hasta 12 horas; no obstante, el texto sustitutivo les da la posibilidad de elegir si prefieren mantener dicho horario, o regresar a una jornada ordinaria.

Dicha opción también se abre a quienes padezcan enfermedades que se puedan agravar por la permanencia prolongada en el trabajo, a los cuidadores de personas con condiciones especiales y a los alumnos cuyos horarios de estudio sean incompatibles con turnos laborales extensos.

Nielsen Pérez, diputada del PAC, afirmó que procuró que la nueva redacción del texto mejorara la protección a las mujeres trabajadoras, aunque reconoció que su fracción aun tiene varias observaciones para mejorar el plan y solventar críticas de otros legisladores.

Por ejemplo, Paola Vega, también del PAC, sostiene que el proyecto de ley perjudica las garantías laborales de los trabajadores.

“El proyecto, al crear nuevos regímenes, lo que está haciendo es que el trabajo se pueda hacer 24/7 sin que la persona patrona tenga que pagar el sobreprecio de las horas extra”, afirmó Vega.

Delgado, por el contrario, afirma que el plan crea una opción para quienes les funciona acumular el trabajo de una semana en cuatro días, para disponer de más tiempo libre.

“La discusión en Hacendarios busca que no haya una afectación, sino que propicie calidad de vida y que le dé respuesta al sector patronal en las dinámicas del mercado”, dijo la verdiblanca.