Política

Campaña de Rodrigo Chaves manejó segundo fondo paralelo mediante cuenta de asistente

Miles de dólares pasaron por cuentas de joven de 24 años en el Banco Nacional; ella afirma que el dinero se usó para apoyar candidaturas de diputados por San José del partido de Chaves

La campaña de Rodrigo Chaves Robles, candidato del Partido Progreso Social Democrático (PPSD), manejó una segunda estructura paralela de financiamiento, en la que miles de dólares fluyeron mediante las cuentas bancarias de una asistente administrativa de 24 años.

Se trata de Sofía Agüero Salazar, hija del diputado electo por San José, Waldo Agüero, y quien coordinó la agenda de Chaves durante parte del 2021.

Entre octubre del 2021 y febrero del 2022 –ya en plena campaña electoral iniciada el 6 de octubre–, Agüero recibió más de $195.000 (unos ¢127 millones) en el Banco Nacional (BN) de parte del empresario Jack Loeb Casanova. Ella admitió que, antes de octubre, recibió otros giros bajo este esquema, aunque no recordó la cifra. “No lo tengo claro”, dijo.

Con esos recursos, confirmó, se cubrieron gastos electorales como comunicación y material proselitista. El dinero no pasó por las cuentas del partido, como lo establece la ley electoral.

“Ese dinero era para apoyar la campaña de diputados, especialmente de San José”, declaró Sofía Agüero a un equipo de La Nación.

Al preguntársele quién decidía cómo se usaban los recursos, respondió: “En conversaciones, se identificaban necesidades y se decidía que había que trasladar recursos. Toda aquella necesidad, comunicación, materiales”.

¿Con quiénes eran esas conversaciones?, se le preguntó. Su primera respuesta fue: No me voy a referir al tema”.

Luego, acotó: “El dinero se administraba y respondía a los deseos de quien quería apoyar la campaña”.

¿Eran los intereses de Jack Loeb? Ella dijo que no necesariamente.

También dijo desconocer si Rodrigo Chaves estaba al tanto de este segundo fondo de financiamiento paralelo: “No sé”, manifestó.

Al menos ¢5 millones de esos recursos se usaron para pagar una pauta en Televisora de Costa Rica en diciembre del 2021. Los anuncios en televisión no se centraban en candidatos a diputado, sino en el aspirante presidencial; entonces, se le preguntó a Agüero para qué se pagaron esos anuncios. Ella contestó: “Se promocionaba al partido y él es el candidato del partido”.

Asimismo, declaró no recordar a la mayoría de los proveedores pagados con estos recursos.

Información bancaria confirma que Sofía Agüero recibió 18 depósitos de Jack Loeb, por un total de $195.816 entre el 5 de octubre del 2021 y el 28 de febrero del 2022.

Un total de $190.816 entraron antes de la primera ronda electoral del 6 de febrero y $5.000 después, el 28 de febrero.

En el detalle de esas transferencias bancarias se consignó: “Loeb Casanova Jack Frederic/campaña RCH” o “Loeb Casanova Jack Frederic/campaña política”.

Agüero confirmó que el Banco Nacional le llamó la atención por los inusuales y múltiples depósitos millonarios que recibía de Jack Loeb. Entre junio del 2020 y agosto del 2021, ella reportaba ingresos mensuales inferiores a los $600 (¢390.000).

“Recibí notificación del BN solicitando aclaración de los movimientos. No me pidieron detener”, dijo Agüero, quien prefirió no decir qué le respondió al banco por tratarse de información “confidencial”.

Ante la pregunta de si los gastos hechos desde su cuenta en el BN se le reportaron al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), Agüero respondió: “Se hizo el reporte legal al TSE de la persona a quien pertenecía el dinero (…). Todo aquello que se trasladaba, todo aquello que competía”.

No obstante, ante el TSE, el PPSD solo reportó donaciones de Jack Loeb por ¢61,6 millones y, de este monto, ¢44,4 millones corresponden a donaciones en especie del 6 de julio del 2021 que el propio empresario negó haber hecho.

Según le dijo él mismo al Tribunal, ese último monto en realidad obedece a donaciones hechas al fideicomiso Costa Rica Próspera que la presidenta del PPSD, Luz Mary Alpízar, decidió reportar como donaciones en especie.

En otras palabras, del empresario solo aparecen contribuciones por ¢17,2 millones, mientras que Sofía Agüero recibió más de ¢127 millones en sus cuentas bancarias en el BN.

Incluso, si se suman todas las donaciones hechas a Progreso, en especie y en efectivo, estas llegan a ¢81,5 millones, sin tomar en cuenta los aportes que Loeb desmintió. Este partido reportó contribuciones de 185 personas, la mayoría en especie. Entre los donantes, aparecen varios diputados electos y el propio Chaves.

Sofía Agüero también registra donaciones a la agrupación por un total de ¢5,2 millones, entre el 13 de octubre del 2021 y el 28 de enero del 2022, por pagos en redes sociales, perifoneo, pautas, grabaciones y fotografías, de acuerdo con los estados financieros del partido entregados al TSE. Ella manifestó que las cubrió con sus ahorros personales.

Jack Loeb Casanova fue el empresario que fundó junto con Rodrigo Chaves, en febrero del 2021, el polémico fideicomiso Costa Rica Próspera que también captó donaciones y financió gastos de campaña fuera del sistema de transparencia pública, el año pasado.

Sofía Agüero Salazar trabajó en labores administrativas en la sede de campaña de Chaves que fue financiada por el fideicomiso y, entre sus funciones, estaba manejar la agenda del candidato.

Incluso, ella lo acompañó en la asamblea nacional efectuada por el Partido Progreso Social Democrático el 4 de julio del 2021, de manera virtual, en la que se eligió, por primera vez, al exministro de Hacienda como candidato presidencial de la agrupación.

Arnoldo André Tinoco, presidente de la firma ATA Trust, la cual administró el fideicomiso, dijo que Sofía Agüero trabajó como colaboradora de Costa Rica Próspera como enlace con proveedores y “con ciertas funciones administrativas”. Le atribuyó ser una de las personas que daban las instrucciones sobre cómo, cuándo y dónde se gastaban los recursos del fideicomiso.

No obstante, ella sostuvo que nunca tomó ninguna decisión y que solo solicitaba el giro de “los pagos aprobados previamente por el jefe de campaña”, entre junio y setiembre del 2021, fuese José Coto (que renunció el 9 de setiembre) o David Segura, nombres que mencionó.

“Las instrucciones siempre vinieron del jefe de campaña y del fiduciario”, insistió.

La agrupación utilizó el fideicomiso y las cuentas de Agüero, a pesar de que el Código Electoral prohíbe el financiamiento paralelo de las actividades político-electorales y prevé hasta seis años de cárcel para quienes realicen aportes de esta manera y para los dirigentes que los reciban.

Aparte del tesorero partidario o de las personas que designe el Comité Ejecutivo, ninguna persona o grupo tiene autorización para gestionar fondos en beneficio de un partido. Todos los gastos electorales deben ser tramitados exclusivamente mediante las cuentas partidarias.

Sofía Agüero narró al equipo de La Nación que se unió al movimiento de Rodrigo Chaves desde febrero del 2021, cuando él todavía no tenía un partido político y buscaba “una trinchera” para llegar a la Presidencia de la República.

Aseguró que ella formó parte del “grupo base” que dio origen al fideicomiso Costa Rica Próspera y a la incorporación de Chaves a Progreso Social Democrático, luego de que fracasara un intento de coalición con los partidos Republicano Social Cristiano e Integración Nacional.

“Yo participé en el grupo fundador. El fideicomiso se fundó con la intención de promover a Rodrigo Chaves para que fuera candidato a la Presidencia”, dijo Agüero.

Ante la consulta de si se le enviaban copias de los correos de gastos del fideicomiso a Rodrigo Chaves, Jack Loeb y Arnoldo André, respondió: “La mayor parte del tiempo. Después de un tiempo se dejó de copiar a Rodrigo Chaves, en una fecha que no preciso, para que ese tema lo llevaran el jefe de campaña y el fideicomiso”.

También afirmó que ella trabajaba como voluntaria en la campaña de Chaves y que no recibía ninguna remuneración.

Natasha Cambronero

Natasha Cambronero

Editora de la Unidad de Investigación y Análisis de Datos. Máster en Periodismo de Investigación, Datos y Visualización de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Licenciada en Comunicación de Mercadeo y periodista graduada por la Universidad Latina. Recibió el premio de La Nación como “Redactora del año” en el 2016.

Esteban Oviedo

Esteban Oviedo

Editor de Política. Es bachiller en Periodismo por la Universidad Federada. Recibió el premio de La Nación como “Redactor del año” en el 2005 y en el 2007 recibió el premio Jorge Vargas Gené.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.