Política

41 diputados piden al Gobierno reducir impuesto a gasolinas

Aprueban moción del PUSC, incluso con un voto del partido de Gobierno, pero el Poder Ejecutivo anuncia que no apoyará la iniciativa por el golpe fiscal que significaría

41 diputados, incluyendo una legisladora del partido en el poder, aprobaron este miércoles una moción para solicitarle al Gobierno que convoque el proyecto de ley de la Unidad Social Cristiana (PUSC) que reduciría el impuesto único a los combustibles, en la agenda de la Asamblea Legislativa.

La propuesta de la Unidad fue secundada por Liberación Nacional (PLN), Nueva República (PNR), Liberal Progresista (PLP) y Frente Amplio (FA), aunque estas últimas bancadas manifestaron reparos sobre el fondo de la iniciativa.

La oficialista que votó a favor fue María Marta Padilla, del Partido Progreso Social Democrático (PPSD).

La moción también lanza una excitativa al presidente de la República, Rodrigo Chaves, para que abra mesas de diálogo entre el Poder Ejecutivo y el Congreso, con el fin de consensuar una propuesta que rebaje el costo de los combustibles en el corto plazo.

La petición fue hecha un día antes de que, este jueves, el litro de gasolina súper alcance el precio histórico de ¢1.062, mientras que el diésel subirá de ¢933 a ¢1024.

Antes de que se votara la moción, a la que se opusieron nueve congresistas de Progreso Social Democrático (PPSD), la jefa de esta fracción, Pilar Cisneros, pidió 10 minutos de receso y se comunicó con la ministra de la Presidencia, Natalia Díaz.

Luego, a través de Cisneros, la jerarca de la Presidencia comunicó al plenario que Chaves no va a convocar bajo ninguna circunstancia el proyecto de ley.

Esa iniciativa socialcristiana establece una reducción de ¢100 al impuesto que se cobra sobre los combustibles. Dicha medida generaría un hueco en los ingresos del Gobierno de ¢224.000 millones, según datos de Hacienda.

La Unidad tiene una propuesta alterna para que la reducción del impuesto sea de ¢50 en el impuesto sobre el diésel y de ¢25 en el de las gasolinas. Sin embargo, esta también le dejaría pérdidas al fisco, por unos ¢80.000 millones.

“Hemos pedido el apoyo para trabajar de manera consensuada. Con la visión de todas las fuerzas política y el Poder Ejecutivo, necesitamos buscar una solución inmediata y urgente al precio de los combustibles, cuando estamos con un precio histórico que está afectando a todos los costarricenses y la producción”, alegó Daniela Rojas, jefa de la Unidad.

Agregó que solo se podrá discutir la propuesta y nutrirla con las observaciones de todos los actores, si se hace una mesa de trabajo para dialogar. “Es el tema coyunturalmente más importante del país”, dijo.

Apenas Rojas habló, la vocera oficialista pidió el receso y lanzó la conexión a Zapote, para intentar frenar la moción; incluso, reunió a los jefes de los partidos para decirles que Natalia Díaz negó la posibilidad de convocar el proyecto.

El diputado Óscar Izquierdo, subjefe del PLN, declaró que el rebajo de los combustibles es una necesidad urgente, por lo que Liberación secundaba en todos sus extremos la propuesta del PUSC.

Aunque el Frente Amplio votó a favor de la iniciativa, el jefe de ese partido, Jonathan Acuña, enfatizó que avalan totalmente la mesa de diálogo, lo cual no significa que ellos estén avalando el fondo del proyecto.

“Nos parece que no es la vía óptima mencionar un proyecto de ley específico, sino que se entienda aquí que avalamos que se abra una discusión y que el Ejecutivo convoque proyectos, no necesariamente este expediente como solución, pero sí estamos dispuestos a analizarlo y estudiarlo”, apuntó.

Cisneros explicó que Díaz había “comunicado a algunas fracciones que se va a convocar efectivamente la mesa de trabajo, con Hacienda, el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) y la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope)”.

“Definitivamente, el Ejecutivo no está de acuerdo en convocar este proyecto de ley 22.914, que está en estudio y no está listo para convocarlo todavía. Igual es una excitativa, pero el Ejecutivo no va a convocarlo de momento”, enfatizó.

La subjefa de Nueva República, Olga Morera, dijo que su partido tiene la mayor disposición de ir a las mesas de trabajo para analizar un “tema tan urgente para el país”; alegó que, en cuanto al proyecto, tienen la mayor disposición de estudiarlo.

Por el Liberal Progresista, Kattia Cambronero declaró que es fundamental que se abra un diálogo sobre el tema, porque “hay que buscar una solución conjunta entre el Ejecutivo y el Legislativo”, por lo que sí apoyaron la moción.

Ella refutó que les haya llegado notificación formal de que el Gobierno esté realmente convocando a las mesas de diálogo, por lo que consideró importante que haya presión desde la Asamblea, porque es un “tema prioritario, fundamental y por el que toda la ciudadanía exige una respuesta”.

Cambronero también dijo que no están de acuerdo solo en que se convoque un expediente específico, porque ellos tienen otro para la disminución del impuesto único a los combustibles.

Consultada sobre su voto aparte del PPSD, la oficialista María Marta Padilla explicó que el alto costo de los combustibles es una situación que todo el país está viviendo, por lo que afirmó que considera necesario abrir las mesas de discusión para encontrar una solución.

“No era por votar a favor de un proyecto, sino de crear unas mesas donde se dialogue para buscar alternativas y soluciones que no generen un hueco más grande en la parte financiera, sino para ayudar al Ejecutivo con nuevas ideas. Yo creo en el diálogo, porque dos cabezas piensan mejor que uno. Por eso lo pensé mucho, es una oportunidad”, dijo.

Negó que su voto aparte del oficialismo signifique que ella no esté con Progreso, pues de hecho enfatizó que ella es totalmente leal a la fracción. No obstante, apuntó que ella es también “leal a las cosas que pienso que debo hacer porque me lo dicta un país que está en una situación tremenda, muy difícil, por lo que hay que buscar alternativas.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.