Irene Rodríguez. 5 mayo
De acuerdo con datos de la CCSS, a este lunes había 256.624 mayores de 58 años con el esquema completo de vacunación. Otras 20.264 personas en ese rango de edad esperaban su segunda dosis. Fotografía: John Durán
De acuerdo con datos de la CCSS, a este lunes había 256.624 mayores de 58 años con el esquema completo de vacunación. Otras 20.264 personas en ese rango de edad esperaban su segunda dosis. Fotografía: John Durán

Las hospitalizaciones por covid-19 en adultos mayores se redujeron en un 51,24% desde mediados de febrero.

En la semana del 15 al 21 de ese segundo mes 121 personas egresaron del hospital; para la semana que cerró el 25 de abril eran 59 los egresos hospitalarios.

La baja coincide con la vacunación de la población con más de 58 años (Grupo 2) en el país. No obstante, ya había adultos mayores residentes en hogares de larga estancia que habían recibido las primeras dosis desde finales del año pasado.

Esta tendencia se hizo mayor dos semanas después, cuando la vacuna comenzó a generar protección en más personas.

Para la epidemióloga y exviceministra de Salud, Ana Cecilia Morice, la vacunación sí está relacionada. Esto no solo es lógico, dice, “también es esperable y consistente con lo visto en otros países; nos prueba que la vacuna funciona”.

Datos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) entregados a La Nación señalan que la baja es aún más fuerte en las Unidades de Cuidado Intensivo (UCI), donde se pasó de 61 internamientos a 19, para un 68,89%.

En UCI el paciente de mayor edad pasó de ser un nonagenario a tener 83 años.

En las camas de salón, la reducción de pacientes mayores fue del 33,3%. Aquí, el promedio de edad pasó de 60 años en enero a 54 este martes.

Para Morice, se esperaría que las hospitalizaciones bajen aún más.

Esto no quiere decir que no se den internamientos del todo a estas edades, pero sí que hay reducciones, especialmente cuando hay áreas de salud que aún tienen pendientes la vacunación de las últimas personas mayores de 70.

Desahogar capacidad hospitalaria

Para Morice, la vacunación también protege a los sistemas de salud de una saturación mayor a la que se está viviendo.

El tener más pacientes de entre 40 y 60 años en los hospitales que llegan más complicados y con más problemas que atender es una realidad, ante la cual las camas son insuficientes.

Sin embargo, si la vacunación no estuviera llegando a los adultos mayores, la situación hospitalaria sería aún más crítica.

“Y es algo que se ve en todo el mundo, cada vez personas más jóvenes más complicadas”, destacó Morice.

“En estas edades también debe tomarse en cuenta que por sus características y juventud pasan más tiempo internados, el giro de cama es más lento, entonces las camas duran más en desocuparse para recibir otras personas”, agregó.

En una entrevista anterior, Mario Ruiz Cubillo, gerente médico de la CCSS, indicó que las personas duran de dos a tres semanas hospitalizadas, un tiempo mayor al que se veía el año pasado, cuando el promedio podía ser cercano a los 11 o 12 días.

Para el infectólogo Jorge Chaverri, cuando hay una exposición mayor al virus y las personas se confían más, aumentan las oportunidades de infectarse.

“Era esperable ver una reducción en estos grupos mayores, pero al no tener una vacunación tan robusta en edades menores y estas personas se relajan, será mayor la presencia de ellas en los hospitales. Ya no tenemos que cuidar a los abuelos, pero sí debemos cuidarnos nosotros”, señaló.

“Si nos relajamos y solo confiamos en que hay personas vacunadas y nos olvidamos de todo lo demás, vamos a exponernos más”, añadió el especialista durante una transmisión en Facebook.

Otro factor que llama la atención de Ana Morice es que ahora hay más necesidad de UCI, en todas las edades.

Por ejemplo, en 2020 11% de los hospitalizados menores de 18 años requirió esa atención especializada; en lo que llevamos del 2021, ha sido el 19%.

En el grupo de 19 a 40 pasó de 20% a 32%. En el de 41 a 64 años pasaron de un 40% a un 49%.

Finalmente, en los mayores de 65 pasó de un 33% a un 44%.

Casos también bajan en adultos mayores
Los casos de covid-19 en adultos mayores han bajado en desde que comenzó la vacunación en esta población. Gráfico: Centro Centroamericano de Población
Los casos de covid-19 en adultos mayores han bajado en desde que comenzó la vacunación en esta población. Gráfico: Centro Centroamericano de Población

Las hospitalizaciones no son el único indicador que se beneficia con la vacunación de los adultos mayores. También sucede lo mismo con la cantidad de casos presentados.

El más reciente análisis del Centro Centroamericano de Población de la Universidad de Costa Rica (CCP-UCR) arrojó que esta población era el 10% de los casos reportados a mediados de febrero. Para la última semana pasó a 5%. La proyección indica que dentro de un mes será de un 2%.

“La vacunación se focalizó en las personas de mayor edad entre quienes el coronavirus es mucho más letal. Esto ha hecho que disminuya la proporción de personas adultas mayores en los nuevos casos diagnosticados”, cita el documento.

“Esto redundará en una menor letalidad promedio de los casos diagnosticados”, concluye el reporte.