Mercado de Valores, Francisco Pinto, gestor de Servicios Patrimoniales. 12 febrero

La tendencia global en la industria de la asesoría financiera ha venido evidenciando cambios significativos al emigrar hacia a un modelo de asesoría patrimonial.

Factores como: los avances en el uso de programas y aplicaciones tecnológicas financieras, segmentos nuevos de clientes por los millenials, la movilidad de las personas o familias, las nuevas y cambiantes regulaciones tributarias locales e internacionales, así como los acuerdos de intercambio de información financiera entre países, han generado una demanda de asesores más integrales, enfocados en el patrimonio total y no únicamente en las inversiones.

Debido a esto, los campos como el de la asesoría fiscal, la asesoría contable, el manejo del riesgo, la sucesión patrimonial y la gobernanza familiar, son algunas de las áreas de especialización que están exigiendo cada vez más los clientes que contratan los servicios de asesoría.

Los clientes consultan los asesores constantemente sobre estrategias y soluciones, que le ayudan a generar, conservar y transferir su patrimonio a las futuras generaciones de una manera eficiente y ordenada.

Con esta necesidad, surge la figura del asesor patrimonial. Este tipo de asesor debe de estar constantemente actualizado en distintos campos para poder asesorar de una manera mas completa a sus clientes.

Así mismo, el asesor patrimonial debe de saber dónde recurrir y tener la capacidad de ofrecer un equipo multidisciplinario a sus clientes para buscar la solución al tema patrimonial específico que se presente.

La clave del éxito para un asesor patrimonial es saber justificar y hacer valer su costo por la asesoría que brinda, para evitar ser reemplazado por programas o herramientas financieras que hoy en día ofrece la tecnología.

Es evidente que de manera global estamos presenciando un cambio en la industria de la asesoría, en donde la oferta para el cliente de un asesor tiene que ser integral, multidisciplinaria y en donde cualidades diferenciadoras como el servicio diferenciado y la alta disponibilidad deben estar presentes de manera permanente para satisfacer las necesidades de clientes cada vez más demandantes, informados y familiarizados con la tecnología.