Francesca Chinchilla. 26 noviembre, 2019
Tome medidas, los atacantes suelen robar datos relacionados con una persona para chantajearla por dinero durante el Black Friday. Foto con fines ilustrativos. Fotógrafo: Rafael Pacheco
Tome medidas, los atacantes suelen robar datos relacionados con una persona para chantajearla por dinero durante el Black Friday. Foto con fines ilustrativos. Fotógrafo: Rafael Pacheco

Noviembre trae consigo una de las fechas preferidas de los costarricenses para hacer sus compras de fin de año: el viernes negro o Black Friday, un día en que los comercios lanzan un sinfín de promociones para atraer a los clientes.

Aunque muchos aprovechan la ocasión para ahorrarse algo de dinero y estirar el aguinaldo, para otros, si se descuidan, podría convertirse el momento en un dolor de cabeza, ya que pueden ser víctimas de estafas a través de las tarjetas de débito o crédito con las que cancelan las compras.

Las ofertas son el método perfecto que para los cibercriminales comentan atracos en línea ese día, que este año se llevará a acabo el 29 de noviembre. Se pueden apoderar de sus cuentas bancarias, clonar sus tarjetas, pedirle dinero por medio de un chantaje y hasta suplantar su identidad.

“Los atacantes roban datos relacionados con una persona para chantajearla por dinero, pero también existen otros métodos que utilizan. Entre los más comunes destaca el de correo electrónico o una publicación que trae consigo una dirección que muchas veces es maliciosa. Lo mejor es no ingresar y validar si se trata de un sitio confiable o es el oficial donde realizaron la compra, esto para descartar que se trate de una estafa”, advirtió Yuliana Leitón, experta en ciberseguridad del Colegio de Profesionales en Informática y Computación (CPIC).

¿Sabe qué más puede hacer para protegerse ante un fraude? Siga estos consejos.

12 claves para evitar ser víctima de estafa
Solicite a su entidad bancaria un pin, esto para proteger su tarjeta. Fotografía: Shutterstock.
Solicite a su entidad bancaria un pin, esto para proteger su tarjeta. Fotografía: Shutterstock.
  1. Conecte sus dispositivos, ya sea computadora, teléfono móvil o tableta, a una red wifi privada. Es importante que el celular cuente con un antivirus como medida de protección.
  2. Si realiza compras en línea, tenga cuidado con la publicidad que llama mucho la atención o con las ofertas que parecen poco creíbles, por ejemplo, la compra de un teléfono celular por ¢10.000, ya que en la mayoría de casos están infectados con un malware.
  3. Verifique que el sitio web donde realiza la compra sea seguro. Las direcciones comienzan con ‘https’, tome en cuenta que si no tiene la ‘S’ significa que es un sitio no seguro.
  4. Otra manera de validar la seguridad del sitio es a través del candado que se encuentra al inicio de la dirección. Si este está en color rojo significa que el certificado de seguridad está caducado; en tono amarillo el certificado no es válido, mientras que el verde significa que está totalmente protegido.
  5. Realice un análisis de la reputación de los vendedores y el producto. En muchos sitios los usuarios que han comprado escriben referencias. También haga una búsqueda por su cuenta para verificar si se trata de una empresa real.
  6. Sea desconfiado con la información que le solicitan presencial y en línea. Además, preste atención a los datos que le piden. Si realiza una compra física, no debe facilitar el número de seguridad de su plástico y mucho menos permitir que le tomen una fotografía o saquen una copia de su tarjeta.
  7. Para realizar compras en línea, Leitón recomienda utilizar tarjetas de crédito porque cuentan con un seguro bancario que protege al usuario.
  8. Si compra con una tarjeta de débito, adquiera una cuenta con poco de dinero para realizar compras. También puede optar por pedir tarjeta de crédito provisional y con un monto menor a la tarjeta madre para que los fondos financieros no se vean comprometidos.
  9. Implemente la cultura de revisar el estado de cuenta justo al mismo día de la compra, esto le garantiza verificar si se realizó un cobro mal o si le están clonando el plástico al instante.
  10. Utilice tarjetas con chip, ya que es un método que resguarda las compras en línea y comercios. Si tiene pin es un implemento más a su seguridad.
  11. Use un correo electrónico únicamente para compras en línea, esto para proteger los datos e información sensible de su dirección personal.
  12. Por último, si realiza una compra presencial, pida el datáfono para que observe en todo momento lo que hacen con su tarjeta.
¿Qué hago si sospecho ser víctima de estafa?

La especialista del CPIC aseguró que lo primero que debe hacer una persona ante una sospecha de fraude, es llamar a la entidad bancaria para que realicen un bloqueo de su tarjeta.

“Es importante que el dueño de la tarjeta interponga una denuncia inmediatamente y realice un cambio de las contraseñas de correos electrónico y dispositivos con los que realizó las compras”, recomendó Leitón.