Narcotráfico

Hombre instaló laboratorio de marihuana hidropónica en casa de Atenas

Sujeto, de 41 años, fue detenido por la policía; autoridades decomisaron en la vivienda 89 matas de hierba, equipo para producción y una pistola.

Detienen a sospechoso de operar laboratorio de marihuana hidropónica en Atenas. Foto OIJ.

El negocio de cultivo y venta de marihuana hidropónica se acabó para un sujeto de apellidos Retana Retana, a quien la Policía Judicial relaciona con un laboratorio que fue desarticulado en el cantón de Atenas, Alajuela.

Wálter Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), indicó que informacion confidencial permitió darle seguimiento desde hace un mes a la casa donde se encontraba el labotatorio.

Fue, precisamente, en esa propiedad donde este lunes se realizó un allanamiento en coordinación con la Fiscalía. En la acción fue detenido Retana, de 41 años, quien “era la persona que dirigía el lugar y ejecutiva el cultivo de marihuana”, dijo Espinoza.

En el inmueble, los agentes se incautaron de 89 matas de marihuana, lámparas de luz blanca, aires acondicionados, sustratos o abonos para plantas, dos cilindros de dióxido de carbono, extractores de aire, un carro, dinero en efectivo y una pistola.

Retana quedó a las órdenes de la Fiscalía acusado por infracción a la ley de psicotrópicos y se expone a penas que oscilan entre los ocho y 15 años de prisión

Las semillas de marihuana hidropónica, conocida como “Creepy”, generalmente se traen en pequeñas cantidades desde Estados Unidos por medio del servicio regular de correo, ya que son difíciles de detectar.

La reproducción se realiza mediante capullos que permiten deshijar las matas y así multiplicarlas. Además de la picadura, en estos laboratorios suelen preparar aceites a partir de los cogollos y recortes de la planta.

El precio de esta droga es mayor al de la cultivada en las montañas de la zona sur y otras regiones del país, pues el componente activo, llamado tetrahidrocannabinol o THC, es más alto en el producto hidropónico.

El dióxido de carbono se usa en las plantaciones como acelerante en el crecimiento. De igual forma, las condiciones de luz son fuente de crecimiento y, por eso, las lámparas suelen estar encendidas toda la noche y a veces, incluso, de día.

Con este tipo de laboratorios, la marihuana llega a jóvenes y adultos de comunidades urbanas y rurales sin necesidad de trasegarla desde partes lejanas.

Todos los años, los cuerpos policiales desarticulan este tipo de instalaciones. En el 2020, cerca de los Tribunales de Pococí, las autoridades encontraron uno dentro de una lujosa vivienda, donde decomisaron más de 256 matas grandes de esa hierba.

Hugo Solano C.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.