Desastres

Temporal en el Caribe retomará fuerza el viernes por nuevo empuje que se acerca

Aguaceros obligaron a 31 personas a pasar la noche en albergues en Sarapiquí, Matina y Cariari de Pococí

Las lluvias moderadas e intermitentes prevalecían la mañana de este miércoles en el centro de Guápiles . Foto: Reiner Montero.

El temporal que lleva tres días en el Caribe y la zona norte apenas va bajando su intensidad y ahora un nuevo empuje frío amenaza con afectar a esas regiones a partir del viernes, de modo que será casi una semana pasada por agua para los vecinos de Limón Sarapiquí y San Carlos.

“Lo que ocurre es que viene otro sistema de alta presión relacionado con el empuje frío N.° 7, y el viernes podría estar afectando al Caribe. Va a ser bastante rápido, por lo que la nubosidad y las lluvias no serán tan fuertes como las del reciente empuje”, dijo Daniel Poleo, del Instituto Meteorológico Nacional (IMN).

Por ahora, lo nublado del tiempo seguirá todo este miércoles y será el jueves cuando cesen los efectos del sexto empuje de la temporada que, hasta ahora, ha sido el más fuerte en cuanto a lluvias y fuerza de los vientos.

Parte de la capa nubosa y precipitaciones de Limón se extenderán este miércoles al Valle Central e inclusive al Pacífico. Los acumulados más altos en las últimas 12 horas se registran en Siquirres y alrededores, con rangos entre 25 y 74 litros por metro cuadrado. Los vientos máximos han alcanzado 96 km/h en las faldas del volcán Orosi, en Guanacaste, informó el IMN.

El patrón ventoso fuerte continuará en Guanacaste, se estiman velocidades entre 40 y 90 km/h en el Pacífico norte y Valle Central. Se estima que las condiciones nubladas y las lluvias intermitentes de variable intensidad seguirán en la zona norte y todo el Caribe con acumulados de hasta 70 litros por metro cuadrado en períodos de 12 horas. Todavía esta noche y la madrugada del jueves lloverá en esas regiones, aunque menos fuerte que días atrás. En el Valle Central y sectores montañosos predominarán las precipitaciones intermitentes.

Sigifredo Pérez, director de Gestión del Riesgo de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), informó de que 31 personas pasaron en albergues la noche del martes, de ellos 13 en Matina, siete en Cariari y 11 en Sarapiquí. Añadió que los comités locales atendieron 45 eventos por inundación en esas regiones. Como todavía esta noche y la madrugada de jueves habrá lluvias, los albergues siguen habilitados para evitar riesgos a las personas que viven en las zonas más vulnerables.

Las autoridades advierten a la población sobre la posible caída de ramas de árboles, tendido eléctrico, rótulos u otros objetos. Piden especial cuidado a quines transitan por carreteras como la que une a San José y Limón por el Zurquí (ruta 32) la cual fue reabierta este miércoles, luego de permanecer cerrada por más de 36 horas debido a deslizamientos.

De momento, los suelos saturados en Limón y zona norte, así como los vientos acelerados propician deslizamientos en los sectores montañosos, pues al mecer los árboles, cuyas raíces pierden soporte por lo húmedo del suelo, el viento puede botarlos y con ellos baja material que puede caer sobre vehículos y carreteras.

En Turrialba, cantón cartaginés cuyo clima es influenciado por el Caribe, la crecida del río Pacuare se llevó un puente de hamaca por lo que varias comunidades indígenas de la zona quedaron aisladas. La CNE advierte que la alerta amarilla sigue vigente en el Caribe y zona norte, lo mismo que la verde para el Valle Central y el Pacífico norte.

Las temperaturas diurnas máximas bajaron el martes hasta 20,4 grados Celsius en la estación del IMN que está cerca del Hospital Calderón Guardia, en barrio Aranjuez, es decir casi cinco grados menos que el promedio de esta época en la capital, que es de 25 °C.

Hugo Solano C.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.