Desastres

Onda tropical se fortalece y amenaza con más lluvias e inundaciones en Costa Rica

Si se mantiene su trayectoria y se intensifica su fuerza, como prevén especialistas, el sábado cruzará territorio nicaragüense convertida en huracán. Se espera afectación indirecta para Costa Rica

La onda tropical que se formó hace unos días en aguas del Atlántico sigue fortaleciéndose y está a un paso de convertirse en depresión tropical, con vientos sostenidos de 65 kilómetros por hora. Si mantiene la trayectoria, estimada por los especialistas, el sábado tocaría tierra en Bluefields, Nicaragua, convertida en el huracán Bonnie.

Este comportamiento causará un impacto indirecto en Costa Rica desde el viernes, con un incremento en los aguaceros y riesgos particulares en terrenos propensos a inundaciones o deslizamientos, especialmente en el Pacífico central y sur.

De momento, especialistas del Instituto Meteorológico Nacional (IMN) y la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), siguen de cerca la evolución del fenómeno, para activar comités locales de emergencia y emitir las alertas a la población.

A las 6 p. m., hora de Costa Rica, el Centro Nacional de Huracanes lo ubicaba 15 kilómetros al este de isla Trinidad y ya se habían emitido alertas de posible tormenta tropical para las costas de Venezuela y Colombia y para las islas Trinidad y Tobago, Granada, Margarita, Coche, Cubagua, Bonaire, Curazao y Aruba.

Daniel Poleo, meteorólogo del IMN, precisó que todavía es muy pronto para tener certeza del recorrido que seguirá el fenómeno. Por lo pronto, se prevé que cruce territorio nicaragüense a partir de las 8 a. m. del sábado y salga a las 4 p. m. de ese día al norte del lago de Nicaragua.

En Costa Rica, Alejandro Picado, presidente de la CNE, confirmó la activación de todas las instituciones del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo y la revisión de albergues y de las bodegas de suministros municipales, así como las regionales ubicadas en Osa, Cañas, San Carlos y Parrita, ante el riesgo de “gran cantidad de incidentes” en las próximas horas.

Por su parte, el director de gestión de riesgo, Jorge Rovira, agregó que personal técnico, equipo y vehículos especializados ya fueron movilizados a las zonas con mayor vulnerabilidad a deslizamientos e inundaciones, con el objetivo de contar con un monitoreo constante, además de una mejor capacidad de respuesta en coordinación con los Comités Municipales de Emergencias.

De momento, se mantiene la alerta amarilla, preventiva, para todo el territorio nacional, a excepción del Caribe sur, donde hay alerta verde.

Este martes por la tarde, la Comisión registraba 30 incidentes, principalmente por desbordamiento de ríos en San Carlos, San Ramón, Carrillo, Goicoechea, Nicoya, Palmares, Pérez Zeledón, Santa Cruz y Sarchí.

En San Carlos, por ejemplo, las fuertes corrientes de un río arrastraron un puente vehicular y peatonal en Florencia. En Pénjamo de Florencia, Ademar Araya reportó que el cauce subió tanto que se inundó la plaza de la comunidad, las casas alrededor y su puesto de lotería, pues el agua llegó a casi medio metro del suelo.

A las 6:30 p. m. la CNE reportó la evacuación de 60 personas en Ron Ron de Florencia. Asimismo, se reportaron cinco puentes dañados en esta localidad: Santa Clara (destruido), Pénjamo - Santa Rita (falseado), Santa Rita - Bajo Los Rodríguez (destruido), Santa Rita - La Vieja (falseado) y San Juan (vado dañado).

Por ende, en Florencia se encuentran aisladas las comunidades de Santa Rita y La Vieja, esta última sólo tiene salida por Buena Vista. También está incomunicada la comunidad de San Juan de Platanar.

Además, el riesgo de un deslizamiento en Buenos Aires, Puntarenas, obligó a trasladar a 65 personas a un albergue. En Pénjamo de Florencia, San Carlos, quince personas fueron acogidas por la CNE. Varios afectados fueron albergados por vecinos y familiares.

Para este miércoles el IMN pronostica fuertes lluvias con tormenta eléctrica, principalmente en el Pacífico central y sur y aguaceros aislados en el Valle Central y la zona norte.

Además, antes del eventual impacto del ciclón Bonnie, para el mediodía de este miércoles está previsto que la onda tropical 12 ingrese a territorio nacional, lo que aumentará la recarga en suelos y cauces de ríos.

Por esta razón, la CNE insta a la población a mantenerse vigilante de zonas propensas a inundaciones o deslizamientos. Y manejar con cuidado en carreteras con laderas cargadas de lluvia, como la ruta 27, que conduce a Caldera o la Interamericana sur o la Costanera. La ruta 32, hacia Limón, permanece cerrada por los enormes movimientos de tierra que bloquean el paso.

Colaboraron en esta información los periodistas Eillyn Jiménez y Hugo Solano.

Vanessa Loaiza N.

Vanessa Loaiza N.

Editora de Sucesos. Trabaja en la Redacción de La Nación desde 1998. Se especializó en temas de Infraestructura, concesión de obra pública, contratación administrativa y Transportes.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.