Desastres

Mujer halla restos de peón desmembrado por cocodrilos

Una mujer que caminaba por Playa Azul, en Tárcoles de Garabito, encontró la cabeza de un hombre, que el martes anterior fue descuartizado por cocodrilos.

El hallazgo lo hizo ayer jueves, a las 8:20 a. m., Lidieth Rojas, una vecina de Grecia, quien dijo: “Cuando me la topé, fue algo realmente escalofriante”.

Dagoberto Guzmán, quien reside en Playa Azul, comentó que poco antes de las 6 a. m. pasó por el lugar y no había nada. “En ese momento, la marea estaba bajando. Salí a Tárcoles y, ahora que regreso, me encontré con la gran sorpresa. Pienso que alguna otra parte del cuerpo, en cualquier momento, sale”, agregó.

La cabeza pertenece a Omar de Jesús Jirón Romero, de 32 años, un peón de construcción, de nacionalidad nicaragüense, quien bajo los efectos del licor, se metió al Tárcoles para bañarse.

Testigos dijeron que apenas tocó el agua, varios cocodrilos también se lanzaron y uno de ellos lo prensó y comenzó a darle vueltas. Luego, otros se aproximaron y le desprendieron partes del cuerpo. La cabeza fue arrastrada por el agua ocho kilómetros hasta el mar y luego la marea la llevó a la playa.

Segunda víctima. Iván Sandoval, coordinador del área de Biología Tropical de la Escuela de Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional (UNA), dijo en un estudio que realizó Juan Bolaños, otro especialista de la UNA, que el 6 de mayo de 1999 hubo otro muerto en el río Tárcoles, víctima de cocodrilos.

Explicó que según el dato, ese caso se produjo en un antiguo puente de hamaca que había donde estaba una barcaza, que era usada para cruzar el río Tárcoles.

La víctima fue identificada como Francisco Alberto Jiménez, un peón agrícola que resbaló del puente y fue atacado por 12 cocodrilos, según el estudio.

Desde el año 1995 a la fecha, en nuestro país, han fallecido 13 personas, que fueron atacadas por cocodrilos.

Carlos Arguedas C.

Carlos Arguedas C.

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.