Desastres

Incendio consume cuartería en San José centro

Varias familias resultaron afectadas; siniestro tuvo lugar en una edificación al costado de la Escuela España, cerca del barrio chino

Un incendio consumió por completo una cuartería de 400 metros cuadrados este domingo por la tarde en San José centro.

La alerta del siniestro fue recibida por el Cuerpo de Bomberos a las 4:22 p. m., por lo que 10 unidades de diferentes estaciones fueron movilizadas al sitio para controlar el fuego.

El inmueble en el que se registraron los hechos se ubica a un costado de la Escuela España, en el barrio chino, por lo que los apagafuegos se enfocaron en evitar que el las llamas se extendieran a los comercios cercanos.

"El fuego inicia en una cuartería ubicada en el centro de la cuadra, la cual tiene varias estructuras alrededor. Por fortuna, cortamos el fuego a tiempo y ningún otro inmueble resultó afectado.

“De momento no hemos iniciado la investigación, pero haremos una revisión minuciosa de todo el inmueble”, explicó Luis Salas, director de Operaciones de Bomberos.

Agregó que levantarán una lista de las personas que vivían en la estructura, debido a que algunos de los afectados manifestaron que varios de los moradores se encontraban de vacaciones en Nicaragua.

Debido al incendio solo una persona requirió ser trasladada al hospital por problemas respiratorios.

Afectado: ‘Sabía que cualquier día iba a pasar esto’

Henry Herrera, quien tenía cinco años de vivir en la cuartería, contó que al salir del trabajo recibió una llamada de su esposa alertando sobre lo ocurrido; sin embargo, al llegar ya no había nada que hacer.

“Lo perdí todo y mi esposa solo pudo sacar la leche de la niña. Ahora no sabemos qué vamos a hacer, porque no tenemos familiares acá”, mencionó.

El hombre dijo que pagaba ¢80.000 por el cuarto en el que vivía con su familia y que en varias ocasiones ya le había expresado al dueño del lugar sus inquietudes porque “todos los días había cortocircuito”.

“La instalación eléctrica no está entubada, era un desorden. Yo sabía que cualquier día iba a pasar esto (un incendio) porque todos los días se hacían chispas, le dijimos al dueño y nunca hizo nada”, aseguró este hombre, quien trabaja en una empresa de seguridad.

Añadió que él tenía guardados $2.000 en efectivo para viajar a Nicaragua en enero, cuando tendría vacaciones.

Herrera recordó que la cuartería solo tenía una entrada, uno de los mayores riesgos que en reiteradas ocasiones ha destacado Bomberos de estas estructuras.

Por su parte, José Quirós, otro de los damnificados, lamentó que el sábado había comprado una pantalla, la cual no pudo sacar porque se encontraba en la pulpería cuando inició el fuego.

“Cuando llegué la llamarada estaba muy fuerte, no pude recuperar nada. Yo vivía solo acá desde hace cinco meses, más o menos, y venía comprando poco a poco mis cositas”, aseguró Quirós.

Estructuras riesgosas

En varias ocasiones el Cuerpo de Bomberos ha calificado a las cuarterías como estructuras riesgosas para la propagación de incendios. Esto obedece a que regularmente se sobrecarga su sistema eléctrico, sus inquilinos utilizan cilindros de gas dentro de los cuartos y tienen una única vía de evacuación.

"Las cuarterías son todo un problema en Costa Rica. Ninguna institución dice tener competencia por ser una actividad irregular, pero en este tipo de estructuras, regularmente, la evacuación resulta muy difícil.

“Lo ideal sería que exista una ley que las regule, porque incluso su detección es difícil si no hay denuncia de los vecinos, porque uno pasa y desde afuera parecen una vivienda grande”, explicó Héctor Chaves, director de Bomberos, meses atrás.

El jerarca considera fundamental la presencia de suficientes rutas de evacuación y no solo una frontal, un sistema eléctrico apto y procurar que los cilindros de gas estén fuera de las habitaciones.

Asimismo, consideró importante que se instalen detectores de humo, lámparas de emergencia, extintores y que, además, se cuente con un Plan Familiar de Emergencia.

Dicho documento debe contar con un croquis de la estructura que permita identificar las rutas de evacuación.

Los apagafuegos también han hecho llamados para que los fósforos, candelas y encendedores se guarden fuera del alcance de los niños; así como que se haga un almacenaje adecuado de líquidos inflamables de uso común, como los quitaesmaltes y alcohol.

Información actualizada a las 7:42 p. m. con más datos y testimonios.

Eillyn Jiménez B.

Eillyn Jiménez B.

Periodista de la Sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de Las Américas y licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.