Desastres

Fuego consume 30 hectáreas de bosque primario en Guanacaste

Bomberos y personal de Sinac llevan cinco días de labor en isla Berrugate

Muchos árboles, arbustos y vegetación del bosque primario de la isla en el golfo de Nicoya han sido consumidos por el fuego. Foto: Cortesía Bomberos.

Un total de 30 hectáreas de bosque tropical seco han sido afectadas por un incendio forestal que desde el viernes se inició en la isla Berrugate, perteneciente al distrito de San Pablo, cantón de Nandayure, Guanacaste. Aún no ha sido posible controlar el fuego debido a la fuerza de los vientos, la topografía y la gran cantidad de hojarasca, ramas y demás material combustible involucrado.

De acuerdo con Jhonnie García, jefe de batallón de la Unidad Operativa Forestal del Cuerpo de Bomberos, en total trabajan diez integrantes de esa dependencia en el control y extinción de las llamas, donde también hay personal del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac).

La Unidad Naval de Bomberos ha colaborado en el traslado e ingreso de funcionarios a la zona, pues debido a las altas temperaturas, que alcanzan hasta los 36 y 38 grados Celsius, es necesario rotar a personal especializado, el cual ingresa a las 6 a. m. y sale a eso de las 5 o 6 p. m. Los equipos zarpan de barrio El Carmen, en Puntarenas, hasta la isla, en una lancha capitaneada por paramédicos, de modo que si alguien ocupa atención, los mismos tripulantes están capacitados para brindarla a lo largo del trayecto de más de 40 minutos.

En ese tipo de incendios se usan palas, machetes, motosierras, sopladores y otras herramientas con las que se hacen zanjas, de modo que cuando el fuego llegue ahí, no pueda avanzar y se extinga; sin embargo, las ráfagas tan fuertes de los últimos días obligan a hacer zanjas más anchas para evitar que el fuego salte a la otra orilla.

Este es el segundo incendio forestal de este año, pues el mes pasado hubo otro que también se presentó en Nandayure, pero en la parte de la península. En el 2019 hubo 62 incendios que afectaron 8.157 hectáreas en todo el país, principalmente en Guanacaste, cifra que bajó a la mitad al año siguiente, pues hubo 34 incendios que dañaron 4.493 hectáreas.

La isla Berrugate esta muy cerca de Chira, en el golfo de Nicoya. Imagen: google maps.

La temporada de incendios forestales del 2021 registró la menor cantidad de área afectada dentro de las Áreas Silvestres Protegidas (ASP) desde 1998. Según el Sinac, la cifra fue de 845 hectáreas frente a las 1.371 hectáreas en la temporada 2020 y la cantidad de incendios forestales atendidos por el Sistema Nacional de Áreas de Conservación pasó de 67 a 23.

Los bomberos y el Sinac hacen un llamado a todos los ciudadanos a evitar por completo cualquier tipo de quema, fogatas, o uso del fuego al aire libre, para prevenir incendios forestales que proliferan en estos meses de la estación seca.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.