Desastres

Onda con potencial de tormenta amenaza con golpear a Costa Rica

Científicos ven 70% de posibilidades de que el fenómeno se intensifique en las próximas 48 horas. Avión cazahuracanes de Estados Unidos investigará el sistema esta tarde

Fenómeno amenaza con más lluvias

El fin de semana, la actividad lluviosa podría ser extrema en nuestro país, si se fortalece una onda que se dirige al Caribe.

FUENTE: Centro Nacional de Huracanes.    || INFOGRAFÍA / LA NACIÓN.

Una onda tropical que está a 900 millas al sureste de las islas de Barlovento, frente a las costas de Venezuela, tiene un 70% de posibilidades de constituirse en depresión y tormenta tropical y provocar lluvias indirectas en los saturados suelos del Pacífico costarricense. Según la trayectoria proyectada por el Centro Nacional de Huracanes, el fenómeno entrará en aguas del Mar Caribe entre miércoles y viernes y a partir de entonces podría afectar a nuestro país.

De acuerdo con Daniel Poleo y Eladio Solano, del Instituto Meteorológico Nacional (IMN), se sigue muy de cerca ese fenómeno del que se espera una afectación en cuanto a fuertes lluvias durante la segunda parte de esta semana, principalmente en el Pacífico, pues una onda más débil (N.° 12) que antecede a la principal, entrará el miércoles.

Sin embargo, la atención está centrada en la onda tropical N.° 13, que avanza por el Atlántico, debido a las altas posibilidades de que pronto alcance la primer categoría de ciclón, es decir, depresión tropical, con vientos de hasta 62 kilómetros por hora. Si los vientos exceden esa velocidad el fenómento pasa a tormenta tropical, es ahí cuando se le asigna un nombre ya predeterminado.

Para el meteorólogo Daniel Poleo, en caso de que siga la trayectoria prevista, esa onda, con potencial de ciclón, aumentará las lluvias en el norte de países como Venezuela y Colombia, para luego arribar el jueves o viernes al Caribe. Al influir con la zona de convergencia intertropical aumentará las lluvias en el Pacífico tico.

Este lunes un avión cazahuracanes de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (National Oceanic and Atmospheric Administration, NOAA) de los Estados Unidos, investiga el sistema con el fin de generar información adicional sobre las condiciones particulares del fenómeno y la eventual preparación que deben tener los países a su paso.

Por ahora las islas del Caribe, así como la costa noroeste de Venezuela están en alerta por el desarrollo del fenómeno, mientras que la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) ya estableció coordinación con el IMN, para determinar las acciones en caso de que el fenómeno se fortalezca y siga la trayectoria prevista.

Este lunes el sistema sigue muy lejos de nuestro territorio y aún queda abierta la posibilidad de que cambie su trayectoria. Con base en las observaciones de los próximos días sobre sobre el avance y eventual reforzamiento del disturbio, el IMN emitirá, en caso de ser necesarios, avisos meteorológicos más frecuentes en aras de tener informada a la población.

En la presente temporada de huracanes, solamente uno ha llegado a la categoría de tormenta tropical, pero no tuvo ningún impacto en el istmo porque se formó el 5 de junio cerca de Florida, Estados Unidos, muy al norte de nuestra región. Ese ciclón llamado Alex, se disolvió días después.

Los próximos dos ciclones en el Atlántico tendrán los nombres de Bonnie y Colin. Para la presente temporada de ciclones, el IMN espera que esté levemente por encima del promedio (14) y que se formen entre 16 y 23 ciclones tropicales, de los cuales entre cuatro y siete podrían alcanzar el grado de huracán y al menos uno de ellos afecte de manera indirecta o directa el istmo centroamericano. Generalmente, los meses de agosto y setiembre son los de mayor formación de huracanes.

Hugo Solano C.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.