Vida

Nómadas digitales buscan rentar casas confortables y conectadas

Para muchos trabajar desde casa ya es la norma, pero en 2021 el trabajo desde casa podría convertirse en trabajar desde cualquier casa, incluso una frente al mar

Empacar las pertenencias y adoptar un estilo de vida nómada ha sido un sueño para muchos durante bastante tiempo, y algunos han convertido esos sueños en realidad utilizando Airbnb para vivir y trabajar en diferentes lugares. Recientemente, con la afección de la COVID-19 a los empleos, el deseo y la necesidad de vivir y trabajar en cualquier lugar ha aumentado entre aquellos que pueden hacerlo.

El volumen de reseñas de los huéspedes que mencionan “trabajo remoto” o “home office” desde el inicio de la pandemia se ha casi triplicado respecto al mismo período del año pasado. Asimismo, la cantidad de servicios buscados con el filtro “permitir mascotas” aumentó 90% en comparación con el año pasado.

De acuerdo con las diferentes maneras en que las personas trabajan y viajan, Airbnb es la plataforma preferida por los nómadas digitales. Cada vez más anfitriones ofrecen estadías mensuales, y sigue aumentando el número de huéspedes que reservan este tipo de estadías. En la actualidad, más de 5.6 millones de anuncios activos en Airbnb aceptan estadías mensuales, y más de la mitad de ellos ofrecen descuentos para viajes prolongados.

Para muchas personas, trabajar desde una oficina es un recuerdo lejano, y para algunos, trabajar desde cualquier lugar es una nueva libertad.

Estancias de larga duración

A finales de octubre de 2020, la plataforma Airbnb realizó una encuesta global con huéspedes que reservaron estancias de larga duración (de 28 noches o más) en los últimos tres meses.

Según los hallazgos, la COVID-19 fue un factor en el 54% de las estancias de larga duración reservadas en Airbnb.

Los huéspedes dijeron que las estancias más largas les permitían escapar de sus rutinas diarias, estar más cerca de sus seres queridos, de la naturaleza o de las actividades al aire libre, disfrutar de tener acceso a diferentes amenidades (como una piscina), tener más espacio o ahorrar dinero hospedandose en algún lugar con un costo de vida más bajo.

La mayoría de los viajeros tenían al menos un acompañante durante su estancia de larga duración. Mantenerse cerca de sus seres queridos y encontrar espacios para cumplir con los protocolos de salud fueron factores que influyeron en el número de personas que los huéspedes llevaron consigo en sus viajes.

Casi el 40% de las estancias de larga duración se reservaron para una persona; un porcentaje similar de las estancias de larga duración incluían a dos personas (los encuestados dijeron que la persona adicional en su reserva era, en la mayoría de los casos, su pareja); y, un poco más del 20% de las estancias de larga duración se reservaron para tres o más personas, y los huéspedes dijeron con más frecuencia que sus viajes incluían a su pareja y a sus hijos.

Otro de los resultados es que el 46% de los viajes de larga estancia se realizaron a lugares que los huéspedes ya habían visitado en por lo menos tres o más veces en el pasado, habían vivido ahí anteriormente o vivían ahí actualmente.

Asimismo, el 54% de los huéspedes tenía al menos a un conocido en su destino, y a menudo también tenían amigos (26%) o familiares (24%) allí.

Trabajo y aprendizaje a distancia

El uso de Airbnb para vivir, trabajar o aprender en diferentes lugares fue la razón principal de las recientes estancias de larga duración, pues el 60% de los huéspedes estaban trabajando o estudiando durante sus estancias. Para estas personas, el Internet de alta velocidad es imprescindible, así como a los alojamientos con espacios de trabajo cómodos.

Los viajeros que buscan vacaciones se fijaron en la proximidad de su reserva a puntos de interés, por ejemplo, parques nacionales.

En cuanto a las tendencias de lugares favoritos, las casas enteras han reemplazado apartamentos como el tipo de espacio más reservado en 2021, ofreciendo un espacio controlado y privado para el viajero. Otros lugares fuera de lo común como cabañas y casas de campo, se ubican dentro de los 5 tipos de espacios principales para los viajes en 2021, sustituyendo a las villas y casas adosadas de 2020.

Fuente: encuesta encargada por Airbnb y realizada por ClearPath Strategies del 15 al 19 de septiembre de 2020 a 1.010 estadounidenses adultos.

Mónica Morales

Mónica Morales

Graduada en Ciencias de la Comunicación Colectiva, con énfasis en periodismo, de la Universidad de Costa Rica y de la maestría de Administración de Medios de Comunicación de la UNED.