Revista Dominical

Arturo, quien de niño fue atropellado y quedó con paraplejia, volvió a entrar al mar

Tanto él como Bryan son dos personas con discapacidad física que, gracias a una pasarela y silla anfibia, pudieron disfrutar de la playa, las olas e intensas emociones que hace mucho no vivían

Arturo Mejías Madrigal tiene muy claro lo que sintió al volver a entrar al mar a finales del 2021: libertad, agradecimiento y amor. Sus cabellos negros se empaparon y también sus mejillas. Sus labios volvieron a sentir el sabor del agua salada y todo su ser disfrutó de la delicia de consumirse en la acuosa inmensidad mientras el sol brillaba.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.