Editorial

Editorial: Los procesos de Managua

El lunes arrancaron juicios masivos y sumarios contra más de 40 presos políticos nicaragüenses. El siniestro espectáculo recrea la lógica perversa de los Procesos de Moscú, abiertos por Stalin en 1936

En agosto de 1936, el dictador Iósif Stalin, como parte de su brutal arremetida de control total y purga de altos cuadros bolcheviques en la Unión Soviética, estableció un tribunal especial, que celebró tres grandes y siniestros simulacros de juicio, en ese año y los dos siguientes. En total, 54 dirigentes fueron sentenciados a muerte: un designio definido antes de que se produjeran estas farsas, las cuales, más que organizadas con la pretensión de seguir procedimientos legítimos, estaban destinadas a infundir mayor terror en la población. A esos vergonzosos espectáculos se les conoció como Procesos de Moscú.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.