Columnistas

Lo comido por lo servido

Antes de proceder con la venta del Banco de Costa Rica, es necesario exigir compromisos para reducir el gasto público porque, como está el proyecto de ley, no hay ninguna garantía

La venta del Banco de Costa Rica quizás sea necesaria, pero para que el Estado se deshaga de esta “joya de la abuela” falta muchísima negociación y, sobre todo, compromiso. Sacarlo a subasta de buenas a primeras, como se pretende, es un grave error.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.