Columnistas

Lecciones por aprender

Uruguay sobresale en América Latina como una de las sociedades más igualitarias y la clase media que llega al 60%

El contrato social tiene como objetivo una vida satisfactoria. Sistemas y políticas son solo medios para alcanzar el sueño común de vivir bien. Para ello, no basta el progreso económico, que nunca es ni automático ni equilibrado. No llega a todos por igual, y para muchos ni siquiera llega. Por eso, la pobreza rompe el tejido colectivo como violación de ese pacto esencial. La carencia de recursos está siempre al acecho de la estabilidad de todo sistema.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.