#NoComaCuento

Vacuna contra covid-19 no es la causa de extraña hepatitis en niños

Mayoría de niños que han desarrollado la sospechosa hepatitis no habían recibido la vacuna contra la covid-19, contrario a lo que se especula en publicaciones de sitios web y redes sociales

No hay ninguna evidencia de que la vacuna contra la covid-19 sea la causa de los extraños casos de hepatitis infantil registrados en distintos territorios del mundo. Por el contrario, múltiples autoridades sanitarias han descartado dicha posibilidad, pues la mayoría de niños que han enfermado son de tan corta edad, que ni siquiera habían sido inoculados.

En redes sociales y sitios web circulan publicaciones que especulan sobre el supuesto vínculo entre la enfermedad de origen desconocido (cuyos primeros casos se detectaron en Escocia, a inicios de abril, y ya suman 348) y la vacuna contra la covid-19. Incluso, una entrada publicada en el blog Trikooba asegura, falsamente, que una investigación divulgada por la revista científica The Journal of Hepatology comprobó que la vacuna de Moderna “induce” la enfermedad.

Nada de eso es cierto: tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido confirmaron que los menores afectados no habían sido vacunados contra la covid-19. Por otra parte, la investigación publicada por The Journal of Hepatology analizó un único caso de un hombre de 47 años, en el cual no se comprobó que hubiera una relación causa-efecto entre la inyección y el cuadro de hepatitis, según lo reportó el medio de verificación español Newtral.

La hepatitis es la inflamación en el hígado; la mayoría de los casos son causados por los cinco virus directamente relacionados con la enfermedad: Hepatitis A, B, C, D y E. Sin embargo, el mal también lo pueden ocasionar otros virus, bacterias y la exposición a alimentos o sustancias contaminantes.

Los brotes que se monitorean en distintas latitudes son extraños, porque no se ha determinado su causa. Ninguno de los casos identificados hasta ahora corresponde a uno de los cinco virus de la hepatitis; ni hay relación o causas comunes entre los menores afectados.

No obstante, las autoridades sanitarias ya descartaron que la vacuna contra la covid-19 sea la culpable: “Hay que reiterar que la pregunta sobre un supuesto vínculo con las vacunas contra la covid-19 no tiene fundamento, ya que la mayoría de los niños, en especial los de grupos de menor edad, no habían recibido la vacuna”, dijo el 4 de mayo Abdi Mahamud, gerente de incidentes sobre covid-19 de la OMS.

Lo mismo comunicó, el 25 de abril, la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido (UKHSA, por sus siglas en inglés), donde se detectaron los primeros casos. Según un reporte de la agencia de noticias EFE, el Instituto Superior de Sanidad Italiano y la Comunidad de Madrid también descartaron cualquier vínculo entre la enfermedad y la vacuna.

Hasta el 10 de mayo, la OMS registraba alrededor de 348 casos de la misteriosa hepatitis en 20 países, mientras que otros 70 reportes están bajo investigación. Esta segunda categoría incluye los dos casos reportados por Costa Rica, correspondientes a niñas de dos años y cuatro años.

La mayoría de los menores afectados hasta el momento han presentado ictericia, diarrea, vómitos y dolores abdominales. Algunos casos han causado insuficiencia hepática y han requerido trasplantes.

La investigación a la que hacen referencia múltiples plataformas de desinformación no es nueva, sino que se publicó a inicios de octubre del 2021 en la revista médica The Journal of Hepatology.

Los investigadores analizaron el caso de un hombre caucásico de 47 años, quien recibió su primera dosis de la vacuna anticovid de la farmacéutica Moderna el 26 de abril del 2021, y presentó malestar e ictericia tres días después. El paciente fue tratado con corticoides y se recuperó satisfactoriamente.

Newtral consultó sobre el informe a Jesús Quintero, responsable de la Unidad de Patología y Trasplante Hepático Pediátrico en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, quien explicó que el artículo describe un único caso “sumamente raro”, en el que, además, hubo una relación temporal, pero no se llegó a comprobar un vínculo causa-efecto.

Los propios investigadores destacaron en su informe lo inusual del caso: “Deseamos subrayar que las reacciones autoinmunes de las vacunas contra el virus SARS-CoV-2 a base de ANR mensajero son muy extrañas, y que durante la pandemia de covid-19, los programas de vacunación continúan siendo cruciales”, escribieron los científicos.

La comunidad científica busca cuál o cuáles otras podrían ser las causas de los extraños casos de hepatitis infantil, cuya cifra crece con el paso de las semanas. Algunas hipótesis apuntan hacia algún adenovirus, o a secuelas de una infección por covid-19.

“Actualmente, las principales hipótesis son la que implican al adenovirus, y también sigue siendo importante el papel del covid”, aseveró Philippa Easterbrook, del programa mundial de la OMS sobre la hepatitis.

Estas líneas de investigación también las sigue la UKHSA.

“La principal hipótesis sigue siendo la que involucra los adenovirus (...). No obstante, seguimos investigando el posible papel del SARS-CoV-2 e intentando descartar cualquier componente toxicológico”, señala un informe de la Agencia, citado por AFP Factual.

A dicho medio de comunicación, Fanny Petermann, académica de la Facultad de Medicina de la Universidad Diego Portales, de Chile, declaró que otra hipótesis que se valora es que conforme se flexibilizan las medidas sanitarias de la pandemia, los niños pequeños empiezan a exponerse a un adenovirus contra el cual no habían desarrollado suficientes defensas.

-OMS: Conferencia de prensa sobre covid-19, Ucrania y otros asuntos de salud global

-EFE: La vacuna de la covid no es la causa del brote de hepatitis infantil

-Newtral: Un estudio no ha “confirmado” que las vacunas contra la COVID-19 provoquen hepatitis autoinmune

-AFP Factual: La portada del diario Alerta que vincula la hepatitis con la vacuna anticovid en Perú es falsa

Sofía Chinchilla Cerdas

Sofía Chinchilla Cerdas

Periodista en la sección de Política. Graduada de la carrera de Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo, en la Universidad de Costa Rica.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.