Jose Andrés Céspedes. 24 enero
TikTok, una aplicación de una empresa de Pekín con siete años de antigüedad llamada ByteDance, le permite a los usuarios crear videos cortos y rápidos para compartirlos por todo el mundo.
TikTok, una aplicación de una empresa de Pekín con siete años de antigüedad llamada ByteDance, le permite a los usuarios crear videos cortos y rápidos para compartirlos por todo el mundo.

La red social TikTok emitió sus nuevas políticas contra la “información engañosa”, las cuales buscan blindar a la plataforma ante el incremento de publicaciones que buscan desinformar.

Las nuevas reglas de la empresa prohíben, explícitamente, "la desinformación que busque incitar miedo, odio o prejuicios, información engañosa sobre tratamientos médicos y contenido que induzca a error a miembros de la comunidad sobre elecciones u otros procesos cívicos”.

El cambio llega ante el incremento de las publicaciones que promueven falsedades, odio e incluso violencia en la red social.

Las reglas previas de TikTok se concentraban mayormente en evitar estafas, prohibiendo que los usuarios crearan identidades falsas o publicaran información falsa para ganar dinero, pero no mencionaban nada sobre la desinformación en otros campos.

“Las normas de la comunidad que hemos publicado brindan a los usuarios muchos más detalles que las versiones anteriores. Durante el año pasado, nuestro equipo global de confianza y seguridad ha crecido, al igual que nuestra plataforma, y ​​hemos combinado nuestra experiencia para brindar mayor transparencia a nuestras directrices”, indicó la red social en el comunicado donde anunció su actualización.

Un portavoz de la empresa dijo a Reuters que la nueva política también provocaría la eliminación de contenido referente a teorías de conspiración como el “Pizzagate”, una historia ficticia que involucra la explotación infantil y una supuesta pizzería de Washington vinculada a Hillary Clinton. Este tema se volvió viral en las redes sociales en 2016 y llevó a un hombre a disparar un rifle de asalto en la pizzería.

Según datos de la firma de investigación Sensor Tower, TikTok y su equivalente chino Douyin han sido descargadas más de 1.500 millones de veces, incluidas 680 millones de descargas solo en 2019.

(Video) En el mundo de Tik Tok: El furor de esta nueva app

Vulnerable

Satnam Narang, ingeniero de investigación en la compañía de seguridad cibernética Tenable, descubrió que los estafadores trabajan en TikTok creando cuentas de imitadores. Encuentran un creador popular y copian su contenido. Después de un tiempo, usan el contenido replicado para dirigir seguidores a enlaces externos.

Esta táctica produce un efecto llamado keyword squatting, utilizado también para difundir la desinformación en redes sociales. Un ejemplo de esto sucedió en Instagram en 2018, cuando varios influenciadores utilizaron hashtags sobre una ola de incendios en California para promocionar sus productos. En Facebook ocurre cuando las personas crean grupos relacionados con un tema popular en un momento dado y luego cambian el propósito del grupo a uno político.

Los usuarios de TikTok también han encontrado formas para burlar la censura en la aplicación. En algunos posteos, ciertas palabras contienen puntos entre las letras, por ejemplo, “nude” (desnudo) es “n.u.d.e” y “kiss” (beso) es “k.i.s.s”. De esa manera, se busca eludir las palabras clave que TikTok utiliza para identificar los contenidos que irrespetan sus lineamientos.

La plataforma china también fue criticada recientemente después de que el Washington Post informara que a exempleados estadounidenses de TikTok se les pidió que suprimieran videos que incluían debates políticos, besos intensos y otros temas que generalmente se considerarían ofensivos en China. Sin embargo, los ejecutivos de TikTok insistieron en que no eliminan el contenido basado en sensibilidades chinas.

La compañía también ha tomado decisiones que ponen en duda su compromiso contra la desinformación. Por ejemplo, la revista Forbes informó de que TikTok está construyendo una aplicación de “deep fakes”, con el fin de permitir a los usuarios intercambiar caras en videos grabados.

Esta información forma parte del proyecto #NoComaCuento, una iniciativa de La Nación que busca analizar la veracidad de la información que circula en redes sociales. Usted puede formar parte de este proyecto enviándonos información que le parezca falsa o poco confiable al WhatsApp 6420-7160 o al correo nocomacuento@nacion.com.

También puede recibir nuestras publicaciones directamente en su celular uniéndose a este grupo de WhatsApp o al bot de Telegram.