Servicios

ICE pierde dominio de mercado de telefonía móvil

Empresa extranjera Liberty lidera con 42,3% de negocio celular al 2021, mientras operador público bajó a 38,6%, cediendo por primera vez primer lugar desde apertura de telecomunicaciones

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) perdió la posición dominante en el mercado de telefonía móvil durante el 2021, revelan cifras divulgadas este martes por la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel). El descenso del primer lugar sobrevino a casi 11 años de la apertura de ese mercado en Costa Rica, en noviembre de 2011.

El año pasado, el reacomodo de clientes por proveedor otorgó a la marca Liberty (antes Movistar) 42,3% de participación del mercado equivalente a 3,3 millones de servicios activos, mientras Kölbi del ICE cerró en 38,6% (3 millones de enlaces) y la marca Claro 19,1% (1,5 millones). Hasta el 2020, Liberty iba segundo con 38,6% mientras el Instituto lideraba con 41,1% y Claro venía tercero con 20,3%.

El declive de la marca Kölbi ya se evidenciaba en su desempeño del 2019 y 2020, cuando la empresa pública redujo de 51% a 41%, respectivamente, su liderazgo en el mercado celular, indican registros de Sutel.

Kölbi tenía aún 4.375.000 de líneas en el 2019 que le daban 51% de ese mercado, mientras la empresa mexicana América Móvil con Claro, tenía 19% (1.616.000 líneas) y la española Telefónica (marca Movistar) 30% (2.552.000 suscripciones).

Ese descenso del 2020 vino luego de que el Instituto admitió ese año tener menos líneas móviles en modalidad prepago respecto a las que reportada a la Superintendencia en años anteriores. Según el ICE, al revisar sus bases de datos, halló una diferencia de 41% menor respecto a su reporte al 2019. El ICE reconoció su imprecisión estadística en un comunicado, justo dos días antes de la presentación de resultados de la Sutel del 2020.

El informe de este martes reveló que el año pasado, Costa Rica cerró con 7,8 millones de líneas celulares un repunte de 4,2% equivalente a 322.000 enlaces adicionales respecto al cierre del 2020. Del total de servicios, 4,5 millones disponían de Internet móvil.

La modalidad prepago acumula la mayor cantidad de esas líneas con 65,5% luego de sumar 7,5 puntos porcentuales entre el 2020 y el año pasado. El restante 34,4% de enlaces activos corresponde a pospago que aumentaron 2,7 puntos porcentuales del 2020 al 2021.

Al considerar cuáles empresa se reparten ambos tipos de servicio, la estadounidense Liberty Latin America con su marca Liberty acumuló 49,6% de 5,1 millones de líneas prepago al 2021 (2,5 millones) y 28,5% de las 2,6 millones de líneas pospago (741.000).

Kölbi, por su parte, cerró con 33,7% de líneas prepago (1,7 millones) y 47,8% en pospago con 1,2 millones de enlaces. La empresa mexicana América Móvil con su marca Claro obtuvo 16,7% de líneas prepago y 23,7% en pospago.

José Pablo Rivera, director de Comunicaciones Liberty, celebró el incremento en su base de clientes hasta el punto en convertirse ahora en el proveedor con mayor cantidad de usuarios móviles.

“Esto nos obliga a acometer nuestros planes de mejora para asegurar una mejor experiencia integrada para nuestros clientes. Desde inicios de este año, venimos incrementando nuestra cobertura con nuestras redes fijas y móviles y ampliaremos nuestra atención a clientes especialmente desde plataformas digitales. Toda retroalimentación de nuestros clientes la recibimos con humildad y con el compromiso de revisar nuestras oportunidades de mejora”, añadió.

El informe de la Sutel se divulgó 11 días después de que el ICE cesara por anticipado a su gerente de Telecomunicaciones, puesto que ocupaba Mauricio Rojas Cartín. Ocurre también pasado casi un mes desde que las marcas de telefonía Movistar y Cabletica, de Internet fijo, se fusionaran bajo la marca Liberty dentro de la empresa Liberty Latin America.

Luego de conocidas las cifras, autoridades del Instituto enviaron a su personal un mensaje en el cual atribuyeron la baja en los resultados de la depuración en la base de datos de suscripciones móviles prepago.

“Aunque esta depuración representa una reducción de un 41% de líneas respecto a las registradas el año anterior, no genera impacto en nuestras finanzas porque estos servicios no significaban ingresos. Tampoco afecta nuestra base de clientes, considerando que las líneas excluidas no presentaban actualmente tráfico de datos”, informaron.

Entretanto, en prepago señalaron que por sus características se trata de servicios con un ciclo de vida corto. “Muchos de nuestros clientes, además, han migrado a los servicios pospago, lo que nos ha permitido incrementar 8% esta modalidad”.

En el documento emitido por la Gerencia de Telecomunicaciones, además se hizo énfasis en que la depuración realizada se hizo por responsabilidad y que han pedido al órgano regulador que se debe verificar el método de cálculo de los otros operadores para “que se garantice la rigurosidad de los datos y que la información sea comparable”.

La estadística dada a conocer por la Sutel, también revela que Liberty ha sido el mayor receptor neto de portaciones numéricas (derecho de los usuarios a cambiar de operador conservando su número), con un total acumulado de 635.342 suscripciones importadas desde que se introdujo esa posibilidad, en el 2013.

“Este cambio en la participación del mercado entre operadores móviles obedece a una reñida competencia de las empresas por atraer clientes. Como efecto de ello, solo en el 2021 se registraron 450.000 portaciones numéricas exitosas; estos son usuarios que cambiaron su proveedor del servicio”, explicó Gilberth Camacho, presidente del Consejo Directivo de la Sutel al presentar los datos.

Uno de los registros con más dinamismo en el 2021 fue la transferencia de datos (audios, videos, fotografías, textos, etcétera) sobre redes de telefonía celular. Estos intercambios ascendieron a 269.169 Terabytes (TB) de datos movilizados; un incremento de 20,8% respecto a los 222.815 TB en el 2020. Cada TB equivale a un millón megabytes (MB).

Camacho agregó que los ingresos generados por el sector de telecomunicaciones (incluye servicios de Internet fijo, telefonía móvil y fija, televisión por suscripción; entre otros) en el 2021 se elevaron a ¢728.269 millones; una cifra casi idéntica a los ¢728.196 millones del 2020. La cifra del año pasado permite atribuir a este sector 2% del producto interno bruto (PIB) de Costa Rica, precisó Camacho.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.