Servicios

200 conductores al mes son remitidos a la Fiscalía por manejar ebrios

Entre enero y mayo del 2022, se hicieron 8.300 alcoholemias y de ese total, 1.000 choferes viajaban en condiciones de alcohol penal. Tránsito pide precaución si La Sele gana este martes

Cada mes, 200 conductores ebrios son enviados a la Fiscalía para que enfrenten una causa por conducción temeraria penal. Según estadísticas de la Policía de Tránsito, entre enero y mayo del 2022, se hicieron 8.300 alcoholemias y de ese total, 1.000 conductores (12%) viajaban en condiciones de alcohol penal.

Alexander Solano Quirós, director de la Policía de Tránsito, afirmó que esta cifra representa, en promedio, unos siete casos por día de conductores que viajan con altos niveles de alcohol. Estos sospechosos fueron remitidos a la Fiscalía, para que las autoridades judiciales determinen eventuales responsabilidades.

“Estamos haciendo los mayores esfuerzos posibles por atacar este tema en dos vías, por un lado, de forma integral en conjunto con el Consejo de Seguridad Vial y el Ministerio de Obras Públicas y Transportes, desde la prevención, la educación, la reflexión, pero también, desde los controles en carretera”, manifestó el funcionario.

De los casos detectados entre enero y mayo, 167 tenían un nivel tan bajo de alcohol en sangre que no ameritaron una sanción, mientras que 148 recibieron una multa económica de ¢334.000 y acumularon seis puntos en la licencia. Las personas que reciben esa sanción, deben realizar un curso de reeducación vial si desean renovar el documento para conducir, en caso de que no sean conductores novatos.

Si, por el contrario, el conductor tenía la licencia por primera vez cuando cometió la falta, no podrá manejar por un año y también deberá realizar el curso. De acuerdo con el Tránsito, si se considera que en los primeros cinco meses del año perdieron la vida 10 personas en accidentes en los que se sospecha que el chofer manejaba bajo los efectos del alcohol, por cada deceso, se detectaron a 100 conductores ebrios.

Alexander Solano hizo un llamado a los conductores para que reflexionen acerca de las consecuencias que puede generar el conducir en estado etílico, como morir o causar daños a terceros. Asimismo, lamentó que algunas personas se dedican a avisar sobre la ubicación de retenes, lo que facilita que choferes ebrios escapen al control policial.

“Cuando avisamos en las aplicaciones o por chats dónde hay operativos, estamos ayudando a que un conductor alcoholizado evada el control y tenga vía libre para causar una tragedia, matando incluso a quien aviso o a algún familiar o amigo de esa persona. No somos una policía represiva, que suele ser una de las excusas para avisar dónde estamos; cuando sacamos a un conductor ebrio y lo presentamos al Ministerio Público, estamos sacando de la carretera a una persona que puede causar sufrimiento y muerte”, apuntó el jerarca.

A raíz del partido del repechaje entre Costa Rica y Nueva Zelanda, el Transito aprovechó para advertir sobre la necesidad de asumir conductas responsables en torno a eventuales celebraciones, entre ellas el no conducir bajo los efectos del alcohol.

Luis Enrique Brenes

Luis Enrique Brenes

Bachiller en Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo de la Universidad de Costa Rica.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.