Salud

La superhéroe que vence al virus: una obra para que los niños pierdan el miedo a la vacunación

Personal de la Clínica Carlos Duŕan se organizó para motivar a los menores que llegan a vacunarse contra la covid-19

En el auditorio del Centro de Desarrollo Social (Cedeso), donde se realiza la vacunación pediátrica del área Salud Zapote-Catedral no se oyen gritos, ni llantos, sino aplausos y carcajadas, justamente el efecto que buscan enfermeras, auxiliares y asistentes con la dramatización que realizan para alentar a niños como Anyelina, Mariana, Matías y Marlon a que se protejan y luchen contra la covid-19.

“Queremos que el virus que produce la covid-19 se vaya de Costa Rica y por eso nos vacunamos”, dijo Anyelina Rodríguez Segura, de 10 años, quien este martes acudió al llamado que le hizo el personal del área de salud para que se inocule contra la mortal enfermedad. Ella anhela el momento de ir a la escuela Castro Madriz y quitarse la mascarilla.

También Marlon y Matías Leiva Aguinaga se vacunaron para asestar un fuerte golpe a ese agente infeccioso que tanto dolor ha producido en el país. Así lo dijeron este martes, luego de que fueron vacunados por Anielka Ruiz y de recibir una gran motivación para perderle el miedo a la vacuna.

Todos los martes el personal debe aplicar 80 vacunas pediátricas y por ello tomaron la determinación de ir más allá de un pinchazo.

En esa pequeña obra de teatro, de unos cuatro minutos de duración, denominada ‘No seas covid, vacúnate’, el personal convertido en actores y actrices, diseñadores gráficos y motivadores… les relatan una pequeña historia sobre este virus, sobre la importancia de las vacunas y de otras medidas de protección como el lavado de manos, el distanciamiento social y el correcto uso de las mascarillas.

Jenny Carballo Leiva, del grupo responsable del montaje de esta dramatización, explicó que es la primera vez que utilizan este método para promover la inmunización infantil. La idea surgió del grupo de Atención Primaria, que quiso adoptar una estrategia diferenciada para reducir el estrés que genera la vacunación entre los chiquitos.

Con este propósito, cada martes hacen cuatro grupos de 20 niños a quienes le hacen la presentación que concluye con la derrota del virus, momento más apreciado y aplaudido por el joven público. Precisamente, el afán de vacunarse es ayudar a la superhéroe (la vacuna), encarnada en Ariela Blanco, para acabar con ese enemigo.

Cristina Vásquez Evangelisti, directora de la Clínica Carlos Durán, expresó su satisfacción por la creatividad de los funcionarios, quienes utilizando sus propios recursos montaron esta dramatización, prueba de que existe capacidad de hacer grandes cosas cuando se quiere promover la salud.

A su juicio, esta puesta en escena del grupo de atención primaria muestra el compromiso, la satisfacción y el deseo que tienen de cumplir con el propósito de proteger a toda la población. No es por casualidad que esta área de salud sea una de las que lleva la delantera en el proceso de vacunación.

La vacunación contra la covid-19 es obligatoria para los niños, lo mismo que las restantes vacunas del esquema básico nacional.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.