El País

Rafael Ángel Calderón: 'El PUSC echó a todos los calderonistas'

Niega tener interés en buscar la reelección u ocupar otro puesto de elección popular

“El PUSC echó a todos los calderonistas, excluyeron todo lo que era mariachi”.

Así justificó el exmandatario, Rafael Ángel Calderón Fournier, su adhesión al partido Republicano Social Cristiano, y su salida definitiva de la Unidad Social Cristiana (PUSC), agrupación en la que militó durante 31 años y con la cual llegó a la Presidencia en 1990.

Culpabiliza de su partida a la actual cúpula del PUSC, encabezada por Pedro Muñoz y el excandidato Rodolfo Piza, quienes a su criterio, poco a poco lo fueron relegando junto a su “gente amiga”.

Por esa razón, Caderón dice que decidió irse a una nueva trinchera, liderada por quien fue ministro de Educación, Marvin Herrera.

La lejanía con el partido se generó a raíz del caso CCSS-Fischel, por el cual Calderón fue condenado a cinco años de prisión por dos delitos de peculado en 2009.

Desde su nueva casa política, el exgobernante asegura que refundará el partido Republicano Calderonista, que lideró su padre, Rafael Ángel Calderón Guardia.

“Vamos a levantar los principios calderonistas, aquí no hay exmariachis, somos los mariachis quienes retomamos nuestros inicios, quienes volvemos al partido Republicano”, aclaró el abogado de 65 años.

Calderón descartó tener interés en postularse nuevamente para un cargo de elección popular o en la función pública. A la vez que negó querer ocupar un puesto en la cúpula del Republicano Social Cristiano.

“Tengo clarísimo que no quiero absolutamente nada, solo quiero ser consejero, modestia aparte, tengo una experiencia valiosa y puedo aportar. No tengo necesidad de tener un cargo, la gente me escucha porque me tiene cariño y respeto”, agregó Calderón.

Amigos. Una treintena de exdiputados, exministros y expresidentes ejecutivos, según Calderón también migraron a la nueva trinchera: “No puedo decir que todos sean calderonistas, pero son la mayoría, toda gente amiga del calderonismo, cercana a mí”.

Entre los militantes sobresalen el excandidato presidencial del PUSC, Rodolfo Hernández, y el exjerarca del Instituto Costarricense de Ferrocarriles, Miguel Carabaguíaz.

Así como el exdiputado del Movimiento Libertario, Carlos Góngora y el dirigente de la Unidad, Roberto Suñol.

Hernández y Carabaguíaz dicen que llegan como un militante más, aunque no descartaron una candidatura por la Presidencia de la República.

Al respecto, Calderón, dijo que los dos tienen condiciones para eventualmente tomar las riendas del Poder Ejecutivo.

“Los dos tienen condiciones, aunque en el camino podrían surgir otras más. A los dos les tengo mucho aprecio, serán las bases las que decidan”, añadió.

Junto a Hernández y Carabaguíaz, el expresidente Calderón Fournier lidera las asambleas que la agrupación realiza desde noviembre pasado en las siete provincias para eligir a su dirigencia y poder inscribir al Republicano Social Cristiano ante el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

De momento, la agrupación solo puede operar en el cantón central de Alajuela, tras recibir el aval del TSE el pasado 6 de agosto.

Natasha Cambronero

Natasha Cambronero

Editora de la Unidad de Investigación y Análisis de Datos. Máster en Periodismo de Investigación, Datos y Visualización de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Licenciada en Comunicación de Mercadeo y periodista graduada por la Universidad Latina. Recibió el premio de La Nación como “Redactora del año” en el 2016.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.