Política

Sobrinos de José María Figueres: Cuentas bancarias de Karen Olsen se usaron para financiar el cuidado de ella

Abogado califica de calumniosas las afirmaciones de José María Figueres, de que sus sobrinos dejaron las cuentas de la ex primera dama Karen Olsen sin un cinco

Los sobrinos del expresidente de la República José María Figueres Olsen refutaron las declaraciones que el político emitió, el viernes, en las que aseguró que ellos saquearon las cuentas bancarias de su madre, la exdiputada Karen Olsen Beck.

A través de su abogado, Erick Gatgens, los denunciados aseguran que el dinero procedente de las cuentas de la ex primera dama, su abuela, se utilizó para asegurarle a ella el mejor cuidado posible en vista de su quebranto de salud.

“Pese a que mis tres representados tuvieron acceso a esas cuentas desde mucho tiempo antes, cuando ya los había autorizado doña Karen Olsen, nunca realizaron ningún movimiento en sus cuentas, sino hasta el momento en que tuvo un grave quebranto de salud, se traslada a la clínica y se aseguraron de que, a su regreso, fueran atendidas todas sus necesidades de manera oportuna”, dijo Gatgens.

Gatgens representa a los tres sobrinos denunciados por el exmandatario: Gabriela y Adriana Naranjo Figueres, así como José Antonio Figueres Ulate. El candidato presidencial de Liberación Nacional (PLN) les achaca aparente administración fraudulenta y explotación de adulto mayor.

En cuanto a las acciones de la sociedad Villa Dinamarca, dueña de la propiedad conocida como la Casa de los Figueres, en Curridabat, el abogado manifestó que en ningún momento se convenció a Olsen de actos específicos, sino que fue ella quien “de manera libre y voluntaria, sin ningún vicio en su consentimiento, fue realizando a lo largo del tiempo una serie de actos previos y posteriores a la designación de estos tres sobrinos como miembros de la junta directiva”.

El argumento de José María Figueres Olsen es que a su madre la convencieron de que autorizara a sus sobrinos a acceder a sus cuentas y, luego, la dejaron sin un cinco.

También, el político sostiene que, en octubre del 2019, su madre firmó un testamento en el que dejó una parte de la propiedad de Curridabat para construir un museo en memoria del expresidente José Figueres Ferrer y repartió el resto entre sus cuatro hijos.

Sin embargo, agrega José María Figueres Olsen, luego le informaron de que Karen Olsen había endosado las acciones de la propiedad de Curridabat “a quien ella quiso”.

El candidato presidencial acudió a los tribunales para que lo nombraran garante provisional de su madre y aduce que constató transacciones irregulares en las cuentas de ella.

Para el abogado de los sobrinos, las afirmaciones de Figueres son calumniosas: “Se rechaza de manera vehemente y categórica que haya habido transacciones irregulares en las cuentas bancarias de doña Karen Olsen. Por el contrario, todos los manejos de dinero fueron de manera transparente y con absoluta trazabilidad, de lo cual se ha aportado extensa prueba en el expediente”.

Sobre el testamento varias veces mencionado por el expresidente y supuestamente irrespetado por los sobrinos, Erick Gatgens manifestó que el candidato del PLN no menciona que, de ese documento, solo tenía conocimiento el propio José María Figueres, pues fue elaborado con un abogado de confianza del exmandatario, cinco días después del fallecimiento de Mariano Figueres, exdirector de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS) y padre de uno de los sobrinos denunciados.

“Esa situación (el fallecimiento de Mariano Figueres) le provocó una situación emocional muy severa a doña Karen Olsen”, dijo.

Gatjens sostuvo que, en el expediente judicial, hay una cantidad importante de evidencia sobre los gastos a la cual el expresidente no hace referencia, “porque no le conviene”.

Los sobrinos insisten en que las transacciones bancarias hechas fueron “única y exclusivamente para la atención física y de salud de Karen Olsen, para su cuidado integral, físico y emocional”, entre el 19 de setiembre del 2020 y el 26 de enero del 2021, luego de un quebranto que obligó a llevar a la exdiputada a una clínica y, luego, de regreso a la Casa de los Figueres.

Gatgens también reiteró que fue Olsen quien les asignó a sus defendidos “la delicada labor de hacerse cargo de ella cuando no pudiera valerse por sí misma, y así lo manifestó en un documento, delante de varias personas, autorizándolos expresamente a hacer uso de sus fondos para su cuidado físico y emocional para cuando ella no pudiera”.

Alegó que, ante el reclamo del expresidente José María Figueres sobre el respeto a los adultos mayores, él coincide totalmente con la declaración. “Una forma de respetarlos es respetar las decisiones que tomen y no cuestionarlas cuando van en contra de los propios intereses”, puntualizó el defensor de los sobrinos.

“La intención de los tres muchachos ha sido siempre velar por la salud de su abuela, cumplir la palabra que le dieron, que la cuidarían, que a diferencia de otras personas, que tuvieron interés en que estuviera en un asilo u hospital, el de ella ha sido siempre pasar en su casa de habitación. Ellos se comprometieron con ella a cumplir su palabra, cuidarla y amarla hasta el último momento”, dijo el abogado.

Aarón Sequeira

Aarón Sequeira

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica.