Política

Rodrigo Chaves admite inexistencia de cláusula alegada para ocultar donantes de fideicomiso

Antes de la primera ronda dijo que una ‘cláusula de confidencialidad’ le impedía revelar los nombres de los donantes de su polémico fideicomiso y, ahora, reconoce que tal norma no existió en el contrato

El 14 de enero, antes de la primera ronda, el candidato Rodrigo Chaves rehusó revelar los nombres de las personas que aportaron dinero para el fideicomiso que financió su campaña electoral, en el segundo semestre del 2021, bajo el argumento de que existía una “cláusula de confidencialidad”.

“Es que ese fideicomiso, yo no tengo autorización; de hecho hay una cláusula de confidencialidad. Es un fideicomiso de derecho privado, yo no puedo revelar los nombres y además no se los voy a revelar”, le dijo el aspirante del Partido Progreso Social Democrático (PPSD) al periodista Ernesto Rivera, en el programa Zoom Electoral, de canal 13.

Sin embargo, este martes 22 de marzo, Chaves admitió en conferencia de prensa que nunca existió tal cláusula y, de hecho, esta no aparece en el contrato que él y el empresario Jack Loeb firmaron, con la sociedad ATA Trust Company, para crear el compromiso de captación de fondos. Así lo corroboró La Nación en el documento.

El siguiente fue un intercambio de preguntas y respuestas con Chaves sobre el tema, durante una conferencia de prensa en el hotel Aurola Holiday Inn, en el centro de San José:

— ¿Quién es don Ernesto Rivera?

— Sinart… ah de canal 13.

— ¿Usted ya vio el contrato?

— Bueno… yo lo que pude haber dicho, no sé, porque ni siquiera me acuerdo de Ernesto Rivera, imagínese, que pena. Será por mis años. Yo lo que pude haber dicho es que había un compromiso de confidencialidad y ellos (los donantes) me lo pidieron, como lo acabo de decir. Usted tiene el contrato, ellos me pidieron ‘preferiríamos no’ y, como caballero y como buen socio en proyectos nacionales, lo guardé. ¿A usted le parece? Bueno, esa es la respuesta.

— Había un deseo de confidencialidad, gracias.

El exministro de Hacienda tampoco entregó los datos al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), a pesar de la solicitud. El nombre de los donantes salió a la luz pública el pasado 5 de marzo, cuando La Nación publicó un artículo con base en los estados financieros del fideicomiso.

La negativa de Chaves ocasionó que el TSE le pidiera al Banco Nacional entregar los estados de las cuentas usadas por la firma ATA Trust para administrar el fideicomiso. La gestión fue parte de una investigación sobre una aparente estructura paralela que financió gastos de campaña, al margen del sistema de transparencia pública y de los controles partidarios.

En la misma entrevista del 19 de enero en canal 13, Chaves también alegó: “Es que no hay nada malo. Lo que pasa es que hay derecho privado y derecho público. Eso no financió mi campaña, lo que financió —y así está en el contrato de fideicomiso— es un grupo de personas que, antes de ser yo candidato, queríamos explorar soluciones a la problemática nacional; eso separado de mi campaña.

“Simplemente esa no es información pública y no me corresponde revelarla porque hay una cláusula (...). Veremos qué piensa la gente”.

El fideicomiso Costa Rica Próspera realizó pagos de la campaña de Chaves y el Partido Progreso Social Democrático desde marzo hasta los primeros días de octubre del 2021. Durante ese lapso, canceló, al menos, facturas por poco más de ¢95 millones.

Para realizar esos desembolsos, el fideicomiso se nutrió con aportes, por un total de ¢110 millones, de 11 personas físicas y tres jurídicas, de acuerdo con los estados financieros de ATA Trust y del fideicomiso. Una copia de los documentos están en poder de este diario.

Quienes aparecen con contribuciones son Jack Loeb Casanova, Adrián Torrealba Navas, Arnoldo André Tinoco, Bernal Jiménez Chavarría, Damaris Robles Aguilar, Friedrich Hey (de nacionalidad alemana), José Antonio Yock Fung, José Coto Quesada, Luis Diego Soto Clausen, Marcos González Vargas y Valerie Helen Loeb; así como de las sociedades anónimas Galería Tres Mil, Península Group y Facio y Cañas.

Los magistrados electorales analizan una solicitud para levantar el secreto bancario a cinco personas vinculas con el fideicomiso. Además, en el Ministerio Público existe un expediente abierto.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.