Josué Bravo. 8 diciembre, 2019
La Asamblea Nacional del PAC ratificó en setiembre a 54 candidatos a alcaldes. La cifra bajó a 49 luego de renuncias e inconsistencias en las candidaturas. Foto: Sofía Chinchilla.
La Asamblea Nacional del PAC ratificó en setiembre a 54 candidatos a alcaldes. La cifra bajó a 49 luego de renuncias e inconsistencias en las candidaturas. Foto: Sofía Chinchilla.

El Partido Acción Ciudadana (PAC) acudirá a las próximas elecciones de alcaldes con la menor participación en sus 19 años de historia.

Hasta el 2 de diciembre anterior, el PAC contaba con candidatos a alcaldes en solo 49 de los 82 cantones del país.

Nunca un partido en el gobierno había llevado tan pocas postulaciones en un proceso municipal desde el 2002, año en que las elecciones locales se separaron de las nacionales.

Cuando estaban en Casa Presidencial, Liberación Nacional (PLN) y la Unidad Social Cristiana (PUSC) presentaron candidaturas en más de 80 cantones y el PAC, en el 2016, presentó 74.

Para los comicios del próximo 2 de febrero, originalmente el PAC presentó 55 aspirantes a alcalde, perdió seis en el camino.

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) le denegó tres inscripciones por inconsistencias y otros tres candidatos renunciaron a la postulación.

Con ese dato, esta participación rojiamarilla será la más pequeña en una elección municipal desde su fundación, en diciembre del año 2000. Desde ese tiempo acumula cinco procesos cantonales, incluido el actual.

En el 2002, con solo dos años de fundación, el PAC presentó 66 candidaturas a alcalde y, en el 2006, llenó papeletas en 76 cantones, su número más alto.

Para estos comicios municipales, entre los partidos nacionales el PAC solo supera en candidaturas a alcalde al Frente Amplio (31) y a Nueva Generación (35), al tiempo que se iguala con el Partido Republicano Social Cristiano (49).

Lo contrario ocurre con Nueva República (NR), el partido de Fabricio Alvarado fundado este año, el cual presentó 74 candidatos a las alcaldías; mientras que el Partido Restauración Nacional (PRN) inscribió a 80.

El PUSC postuló a 77 candidatos y el PLN se convirtió en el único partido en presentar candidaturas a alcaldes en los 82 cantones.

Según el PAC, dos razones explican por qué no presentó candidaturas en más de 30 cantones.

"La primera se relaciona con la dificultad para enfrentar la campaña con muy pocos recursos económicos. En esta elección, el PAC no ha recibido financiamiento bancario, lo que ha restringido mucho nuestras posibilidades para acuerpar a los cantones en sus gastos de campaña.

“La segunda razón es que la norma que se impuso el partido de llevar paridad horizontal en todas sus papeletas (alternancia entre hombres y mujeres), representó una dificultad que algunos cantones no pudieron resolver".

La agrupación descarta que la débil participación en las elecciones del 2020 sea producto de algún desgaste tras casi seis años en el gobierno. “Al contrario, en distintos territorios del país se observa un claro fortalecimiento de nuestro partido”, contestó por escrito el partido ante preguntas de este medio.

Tampoco considera que haya influido la exigencia que se les impuso a los candidatos de comprometerse a aportar el 5% de sus futuros salarios como alcaldes, si ganan.

“Ese requisito ha existido desde el proceso electoral del año 2010”, señaló la agrupación.

Al PAC no le ha ido muy bien en los resultados de las cuatro elecciones municipales anteriores. En el 2002 ganó solo una municipalidad, en el 2006 obtuvo cinco; en el 2010 seis; y en el 2016, también seis.

Las seis bajas

En cuanto a las seis candidaturas perdidas por el PAC, el primero de los casos, publicado por La Nación, es la de la alcaldía de Poás, que llevaba Silvia Elena Rojas Campos.

El TSE denegó la inscripción de ella luego de comprobar que la Asamblea Nacional de la agrupación la ratificó de forma directa. Es decir, no convocó a asamblea cantonal para hacer una primera designación, como lo establecen sus propios estatutos.

Además, Rojas incumplía con el requisito de tener dos años de domicilio electoral en el cantón para el cual pretende servir, como lo exige el artículo 15 del Código Municipal y el artículo 6 de su reglamento.

El PAC había afirmado que, si bien por estatuto el partido delega a las asambleas cantonales hacer ese tipo de nombramientos, también faculta a la la Asamblea Nacional a realizar asignaciones directas, por lo cual la estructura nacional tomó esa decisión.

“El TSE ha respaldado este criterio en otras resoluciones”, afirmó la agrupación.

El partido añadió que no apeló la resolución del Tribunal, tomada en octubre, debido a que “no había tiempo suficiente para someter esa decisión al criterio de la asamblea cantonal, aunque no fuera legalmente obligatorio”.

El Tribunal también denegó las inscripciones de las candidaturas de Leda María Zamora Chaves y Gabriela Quesada Arguedas por las municipalidades de Vázquez de Coronado y San Mateo, respectivamente.

La primera incumple con el requisito de tener dos años de domicilio en ese cantón y la segunda se ratificó en Asamblea Nacional sin haber pasado el filtro de haber sido designada en primera instancia por los asambleístas cantonales.

“Respecto al rechazo de la candidatura por Coronado, el partido asume la responsabilidad por no haber verificado oportunamente el cumplimiento del requisito de estar inscrita electoralmente, al menos con dos años de anterioridad en el cantón.

“En el caso de San Mateo, si bien el partido no comparte el criterio del TSE para este rechazo, una vez que se recibió la notificación, la persona candidata optó por desistir de su aspiración. Por ese motivo, el partido no presentó ningún recurso contra dicha resolución”, informó el PAC.

En tanto, Olga Virginia Delgado Jiménez, aspirante por al alcaldía de Parrita, Puntarenas; Isela Rodríguez Araya, del cantón central de Limón; y Jorlene Vanessa Rodríguez, de Siquirres; renunciaron en momentos diferentes.

“Las renuncias de las personas candidatas tienen que ver con motivaciones personales y con dificultades económicas para enfrentar los gastos de la campaña”, afirmaron los rojiamarillos.