Política

Figueres evita pronunciarse sobre acuerdo con el FMI antes de la convención de Liberación

Precandidatos del PLN, Rolando Araya, Carlos Ricardo Benavides y Roberto Thompson, respaldan el acuerdo por $1.750 millones

El expresidente de la República y precandidato, José María Figueres, no revelará su posición sobre la agenda y acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) hasta después de la convención nacional del Partido Liberación Nacional (PLN), este domingo 6 de junio.

“Por supuesto que tengo una posición, pero la daré a conocer ya como candidato del PLN, como líder de la oposición”, dijo el exmandatario, consultado por La Nación, el pasado miércoles.

Sin embargo, adelantó que consideraba importante el proyecto de financiamiento.

“El acuerdo con el FMI es importante por dos cosas: primero, porque le aporta a esta economía $1750 millones que es una cantidad apreciable; y segundo, porque es un sello de tranquilidad, de seguridad para los inversionistas nacionales e internacionales que todos los días compran los bonos que emite el Ministerio de Hacienda”, indicó.

Mientras tanto, los otros precandidatos Rolando Araya, Carlos Ricardo Benavides y Roberto Thompson dijeron respaldar el acuerdo que permitirá al país acceder a un financiamiento por $1.750 millones, aunque indicaron que revisarán con detenimiento los proyectos compromiso con el Fondo.

“El Fondo Monetario de hoy es muy diferente al de hace 30 años, tiene posiciones que no son tan severas en materia fiscal, yo no tengo miedo al acuerdo con el Fondo”, señaló Araya.

Por su parte, Carlos Ricardo Benavides reconoció que él estuvo entre los que presionó al Gobierno a definir su posición sobre el acuerdo con este organismo internacional, por lo que mantiene su respaldo.

“Habiendo yo impulsado que eso sucediera, obviamente no sería ahora tan incoherente como para decir, como dice algún candidato que no se ha estudiado los proyectos y que lo va a hacer a partir del 7 de junio; o para decir que estoy en contra, creo que son proyectos que hay que analizar, que hay que ajustar, que hay que revisar”, dijo Benavides.

Thompson, por otro lado, dejó clara su posición.

“Yo estoy de acuerdo con la firma del acuerdo con el FMI, pero la fracción ha tomado un acuerdo de hacer un análisis concienzudo de cada uno de los proyectos”, indicó Thompson.

Evasivas

Figueres salió al paso de las críticas de sus opositores, quienes señalan que el silencio, como en el caso del acuerdo del FMI, ha sido su estrategia en la precampaña de Liberación.

El exmandatario participó de pocas entrevistas y se ausentó de cuatro de los seis debates que organizaron medios de comunicación, de cara a la convención.

“He preferido, en una primera etapa, conversar con los costarricenses”, señaló.

Entre otros temas que el precandidato no quiso profundizar están las medidas que la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) pretende para dar sostenibilidad al régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM).

“Las reformas que está planteando la Caja son unas reformas en principio, porque ellos mismos han dicho que se quieren dar dos meses para estudiar todas las opciones. Yo prefiero estudiar las opciones que nos propongan dentro de dos meses antes de adelantar criterio sobre lo que ha sido una alternativa, pero que no es la única”, señaló Figueres.

Sus contrincantes sí manifestaron que adversan medidas como aumento de la cuota, así como equiparar la edad de retiro para hombres y mujeres.

En cuanto a empleo público, sin entrar en detalles de si respalda o no la reforma, considera que el proyecto de ley incluido en el acuerdo con el Fondo, requiere de un amplio diálogo para su aprobación en el Congreso, aunque el plan ya está a las puertas del primer debate en la Asamblea Legislativa.

Una de las preocupaciones del exmandatario es que se trate de una reforma que impacte de forma importante los salarios de los empleados públicos.

“Lo que se debe hacer en ese caso es iniciar una ronda de conversaciones que le permita a los diferentes sectores nacionales que tienen una opinión sobre esa ley, una posición...

”Buscar cómo concertar y dialogar para saldar sus diferencias, a efectos de que vayamos adelante con algo que, por un lado, vaya a eliminar lo que son los abusos y algunos privilegios con los que nadie está de acuerdo, pero por el otro lado que no vayan a recargarle la mano al sector público, porque ahí hay mucha gente muy buena y cuando de recursos se trata tenemos que ser especialmente cuidadosos con los recursos de las personas en esta situación económica que vivimos”, señaló el exmandatario.

A diferencia de Figueres, Benavides y Thompson sí apoyan la reforma que se estudia en el Congreso. Araya considera que no es prioritario, mientras que el otro precandidato, Claudio Alpízar, lo considera inconstitucional.

Rebeca Madrigal Q.

Periodista de asuntos políticos y de gobierno. Graduada en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica.