Política

Eugenia Zamora, presidenta del TSE, aboga por mayor adelanto de deuda política

La presidenta del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), Eugenia Zamora, aboga por dar rango constitucional a una reforma que permitiría a los partidos políticos acceder a un adelanto del 50% de la contribución estatal para las elecciones.

Desde el 2013, el órgano electoral presentó a los diputados una reforma al Código Electoral para elevar ese adelanto de 15% a 50%.

Zamora, quien recién asume la presidencia del TSE, declaró a La Nación que el panorama al que se enfrentan hoy los partidos políticos exige una reforma constitucional.

“Creo que a estas alturas debería ser una reforma constitucional porque los partidos han quedado en una situación muy difícil en cuanto al financiamiento, una fórmula no les gustan a unos, otras fórmulas les gustan a otros... El Estado no le puede decir ‘usted juega y usted no’, eso es profundamente antidemocrático... Y tampoco le puede decir ‘usted juega en condiciones de desigualdad’”, alegó Zamora.

La Constitución Política reconoce el financiamiento estatal a los partidos políticos. A su vez, el Código Electoral define el porcentaje de anticipo. Todas las agrupaciones tienen acceso al 15% de la contribución estatal siempre que depositen garantías para responder en caso de que no obtengan votos para acceder al aporte; un 80% del adelanto es para las agrupaciones nacionales y el 20% para las provinciales.

La contribución estatal se reconoce a los partidos que alcancen al menos el 4% de los votos, o a los que obtengan una diputación. Se paga como reembolso, según los gastos liquidados después de las elecciones.

Con las reglas vigentes, los 25 partidos de escala nacional que compiten en las elecciones pueden acceder a un adelanto de ¢95 millones. Si el porcentaje subiera a un 50%, podrían recibir ¢317 millones.

El último informe del Programa del Estado de la Nación señaló que actualmente los partidos viven una “creditodependencia” para financiar sus partidos; es decir, dependen de préstamos, lo que el documento considera peligroso para la democracia costarricense.

Recientemente, el presidente Carlos Alvarado convocó en la agenda legislativa, a solicitud del TSE, un proyecto de ley que adelantaría a los partidos políticos hasta un 50% de la contribución estatal a las campañas, en las elecciones municipales. Actualmente, en este tipo de comicios no existe el adelantamiento de deuda política.

La presidenta del TSE asegura que la conveniencia de dar más adelanto de deuda política no distingue la cantidad de agrupaciones políticas que se presenten en la contienda electoral: se inclina por darle a todos.

Ante el récord histórico de participación electoral en elecciones nacionales, la presidenta asegura que el reto se plantea para el elector, pero que el Estado no puede descartar agrupaciones que cumplen con los requisitos de ingreso.

“No es posible que el Estado restrinja el número de partidos; el Estado puede introducir nuevos requisitos o condiciones de igualdad para todos, pero no puede restringir el número de partidos, no hay una tradición o antecedente en ese sentido... En un sistema democrático, uno no le puedes decir a uno sí participa y usted no.

“Hay una crisis del bipartidismo, pero no necesariamente una crisis de los actores que van surgiendo, unos tendrán una continuidad en el tiempo o no”, señaló la jerarca electoral.

Rebeca Madrigal Q.

Rebeca Madrigal Q.

Periodista de asuntos políticos y de gobierno. Graduada en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica.