Esteban Oviedo. 22 noviembre, 2019
Elizabeth Odio Benito, jueza de la Corte IDH.
Elizabeth Odio Benito, jueza de la Corte IDH.

La jurista costarricense Elizabeth Odio Benito fue elegida este viernes como nueva presidenta de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), para un periodo de dos años comprendido entre el 2020 y el 2021.

La ex vicepresidenta de la República será la segunda mujer en ocupar la presidencia de la Corte IDH desde que fue constituida, hace 40 años, en 1979.

Odio Benito, de 80 años, es jueza de la Corte IDH desde el año 2016. Este tribunal lo integran siete miembros y tiene su sede en San José, Costa Rica.

“La región enfrenta grandes desafíos que requieren una perspectiva que integre al respeto irrestricto de los derechos humanos como punto central a los problemas que nos afectan”, declaró la jueza costarricense en un comunciado de la Corte.

El actual presidente de la Corte, Eduardo Ferrer Mac-Gregor Poisot, afirmó que la costarricense es una destacada referente de la defensa y promoción de los derechos humanos a nivel mundial.

Agregó que la renovación de la directiva se produce en ‘‘un importante momento de reflexión, especialmente teniendo en cuenta la delicada situación política y social de nuestra región, por lo que hoy más que nunca debemos reforzar el compromiso con el trabajo de la Corte Interamericana en el marco del Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos".

Odio Benito fue jueza de la Corte Penal Internacional y del Tribunal Penal Internacional ad hoc para los crímenes cometidos en la antigua Yugoslavia (1993-1998).

Ella fue ministra de Ambiente y vicepresidenta durante el gobierno de Miguel Ángel Rodríguez, entre 1998 y el 2002.

Además, fue la presidenta del grupo de trabajo de la Comisión de Derechos Humanos encargado de la redacción del Protocolo Opcional contra la Tortura, entre el 2000 y el 2002.

Es profesora emérita de la Universidad de Costa Rica (UCR), donde también se desempeñó como vicerrectora académica.

Al conocer la noticia, la Cancillería costarricense envió un comunicado en el que el gobierno felicitó a la jueza Odio por su designación.

“La destacada trayectoria y preparación de la jurista costarricense serán de gran beneficio para la Corte Interamericana de Derechos Humanos, único tribunal regional de derechos humanos cuya función es la aplicación e interpretación de los instrumentos del Sistema Interamericano de Derechos Humanos”, expresó la Casa Amarilla.

Costa Rica reiteró, además, el compromiso del país con la defensa de los derechos humanos y la labor de la Corte IDH.

Como vicepresidente de la Corte IDH, fue electo el juez Patricio Pazmiño Freire, de nacionalidad ecuatoriano.