Política

Diputados rompen cuórum por primera vez en nuevo periodo constitucional

Solo 36 legisladores llegaron al plenario, pero la Constitución exige la presencia de 38 parlamentarios para realizar la sesión

Cuando el reloj dio las 3 p. m. y la presidenta legislativa a. í., Gloria Navas, ordenó poner atención a las puertas y cerrarlas, se rompió el invicto de casi tres meses sin rupturas de cuórum en el plenario de la Asamblea Legislativa.

Solamente había 35 congresistas luego de que Gilberto Campos, del Liberal Progresista (PLP), pasó lista verificando quién estaba presente y quién ausente; con la notoria ausencia de socialcristianos y oficialistas, se constató la primera ruptura de cuórum de este periodo constitucional.

Cuando Campos hizo la matemática parlamentaria, Navas no solo anunció que este jueves hay sesión, como todas las semanas, sino que además esta se convoca a partir de las 2:45 p. m.

Varios legisladores quedaron fuera de las puertas, entre ellos los socialcristianos Carlos Andrés Robles y Vanessa Castro, quienes entraron al plenario luego de la ruptura.

Estos son los diputados ausentes:

Liberación Nacional, PLN (5 de 19): Óscar Izquierdo (subjefe de fracción), Danny Vargas, Monserrat Ruiz, Rosaura Méndez, Sonia Rojas.

Progreso Social Democrático, PPSD (5 de 10): Waldo Agüero, Manuel Morales, Ada Acuña, Daniel Vargas, Alexander Barrantes.

Unidad Social Cristiana, PUSC (7 de 9): Daniela Rojas (jefa de fracción), María Marta Carballo (subjefa), Vanessa Castro, Leslye Bojorges, Horacio Alvarado, Carlos Andrés Robles, Melina Ajoy.

Nueva República, PNR (1 de 7): Olga Morera (subjefa de fracción).

Frente Amplio, FA (1 de 6): Rocío Alfaro.

Con permiso: Rodrigo Arias, del PLN; Luz Mary Alpízar, PPSD.

Tal como habían acordado los jefes de las fracciones legislativas el jueves anterior, este miércoles lo dedicarían a discutir el informe de la investigación sobre compras irregulares de mascarillas y otros dispositivos médicos en la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), emitido por la Comisión para el Control del Ingreso y del Gasto Públicos.

Con la ruptura del cuórum, los diputados ausentes pierden la dieta correspondiente a la sesión. Según una reforma hecha en meses recientes, cada congresista tiene que justificar debidamente cuando se ausente y, en caso de que sea por enfermedad, presentar la incapacidad respectiva.

Por mes, cada legislador recibe ¢2.956.598,55 por concepto de dietas, monto que se reparte entre la cantidad de sesiones de comisiones, plenario, reuniones de jefaturas y de fracciones a las que asista.

En el caso de julio, mes en que los diputados tuvieron una semana de receso, la cantidad de sesiones fue menor, por lo que el monto total se tendría que dividir entre menos sesiones y, por eso, la sesión es más cara, de casi ¢100.000.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.