Política

Pilar Cisneros: ‘Estaría fascinada de proponer que plenario sesione dos días y las comisiones dos días’

La jefa oficialista propone reducir de 30 a 12 las comisiones, mientras los jefes de fracción inician la discusión sobre la reforma contra la comisionitis de la Asamblea

Los jefes de las fracciones legislativas arrancaron, este jueves, la discusión sobre posibles reformas para atacar la “comisionitis” que, a su criterio, sufre el Congreso debido a la numerosa cantidad de foros y sesiones que deben atender los diputados.

Según el presidente de la Asamblea Legislativa, Rodrigo Arias, se trataría de una reforma estructural que, para él, debería enfocarse en darle al Congreso el espacio necesario para conocer y discutir los verdaderos problemas que afectan a Costa Rica.

Una semana atrás, los jefes de las bancadas lanzaron una gran cantidad de quejas debido a la existencia de más de 30 comisiones que, según varios de ellos, hacen inviable el trabajo del Congreso.

Este jueves, la jefa del Partido Progreso Social Democrático (PPSD), Pilar Cisneros, aseguró que si los diputados empiezan a trabajar conforme a la actual estructuración del Parlamento, no se avanzará hacia ningún lado.

Cisneros, específicamente, propuso crear tres grandes áreas de gestión, cada una asociada a una de las comisiones con potestad legislativa plena, o miniplenarios. Su propuesta incluye:

- Gestión Económica-Hacendaria

- Gestión Ambiental Agropecuaria Territorial Municipal

- Gestión Jurídico Social y de Gobierno

Su planteamiento es que por cada área de gestión haya solamente tres comisiones, las cuales le reportarían a cada uno de los miniplenarios; es decir, que los proyectos dictaminados en cada uno de esos foros, pasen para su votación final a la comisión plena respectiva.

También planteó que cada una de esas áreas tenga una comisión investigadora. Cisneros agregó que afinará su planteamiento y lo presentará a consideración de la comisión de asesores que estudia, en lo técnico, la reforma a la “comisionitis”.

La propuesta que generó más debate entre los jefes de fracción fue la que Cisneros aseguró que le encantaría proponer: que el plenario sesione dos días a la semana, en horario extendido, y que las comisiones funcionen también dos días, con sesiones de tres o cuatro horas cada una.

Según la jefa del oficialismo, la medida permitiría que las comisiones puedan recibir en una misma sesión a varios sectores citados para referirse a un proyecto.

En la actualidad, las comisiones programan una sola audiencia por sesión y, a veces, hay hasta ocho convocados para pronunciarse sobre un expediente. Lo anterior ocasiona que el estudio de un proyecto se extienda hasta dos meses y medio en la etapa de audiencias.

“¿Por qué tenemos que reunirnos en plenario todos los días, porque el Reglamento lo dice? Bueno yo no sé, el Reglamento no está escrito en piedra, se puede cambiar”, alegó la legisladora.

Por su parte, Rodrigo Arias hizo un llamado a darle espacio a la comisión de asesores para que presente una propuesta de proyecto para reformar el Reglamento legislativo, que sea más integral y que se base en lo planteado por Cisneros, pero también en lo que proponen los demás jefes.

El jerarca del Congreso mencionó que efectivamente hay plenarios de otros países que laboran solo dos días por semana, y otros en donde ni siquiera se exige cuórum, solo para votar, y la sesión tiene solo cinco personas presentes.

“Todos queremos mejorar. Mi recomendación es darles la oportunidad de avanzar a los asesores y que nos den una propuesta”, apuntó.

Daniela Rojas, jefa de fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), se declaró afín a trabajar en la búsqueda de una mayor eficiencia del Parlamento. Eso sí, enfatizó que es fundamental que el tema no frene el avance de la Asamblea.

“Se aprobó la agenda de implementación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (TLC) con el Reglamento actual, la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, la regulación de las huelgas, el plan de empleo público.

“Con voluntad política, mientras no tengamos la reforma, no nos podemos detener. Estoy segura de que existe (la voluntad)”, manifestó la socialcristiana.

Al respecto, Eliécer Feinzaig, jefe del Partido Liberal Progresista (PLP), clamó por que la reforma no camine en la vía de convertir al Congreso en una maquila de leyes.

Sostuvo que las reglas vigentes han permitido que avancen “barbaridades” y criticó la maquila de leyes “sin revisión, sin trámites, sin mociones, con dispensa de trámites para todo el mundo”que se produjo en abril pasado, durante el cierre del anterior periodo legislativo.

“Para mí, la barbaridad es procedimental. Se puso la maquila a funcionar en abril y se aprobaron 70 y pico de leyes. Ya el presidente (Rodrigo Chaves) tuvo que vetar dos proyectos de ley, creo que se quedó corto con solo dos”, aseveró.

Feinzaig también declaró que el país no necesita un Congreso que esté produciendo constantemente leyes, porque se presta para imaginación e inventiva de que los diputados terminan aprobando proyectos que les hacen daño a los ciudadanos.

Arias aplaudió lo dicho por Rojas, sobre la importancia del consenso y la voluntad entre fracciones, pues el Reglamento ya permite avance de leyes sin someterse a tantos procedimientos.

Por el Frente Amplio, el diputado Jonathan Acuña afirmó que la premura en el trámite legislativo puede generar resultados problemáticos en muchas ocasiones, aunque no en todas.

“En la mayor parte de casos, más profundidad es necesaria que el avance a toda velocidad. Hay momentos que, por mi experiencia, las discusiones en comisión son importantes, y las audiencias son una oportuni

dad de oro”, indicó.

Fabricio Alvarado, del Partido Nueva República, dijo que, con la cantidad de comisiones parlamentarias que hay, no alcanza el tiempo. Pero señaló que también se le debe dejar claro a la ciudadanía que la discusión no es por el afán de reducir la cantidad de trabajo, sino por hacerlo más efectivo.

“Ya me imagino algunas opiniones o titulares, diciendo que queremos sesionar menos. No, es que queremos que sean más efectivas, avanzar no en cantidad sino en calidad, con proyectos más sólidos”, manifestó.

Por el momento, no se ha fijado un plazo para que la comisión de los asesores entregue una propuesta de

proyecto para reformar el Reglamento de la Asamblea Legislativa, sino que se informó que seguirán las discusiones al respecto.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.