Política

Mandatario confirma impulso a tren eléctrico de carga propuesto por gobierno de Alvarado

Iniciativa pretenden utilizar rutas ferroviarias ya existentes en Limón y agregar una nueva línea hasta Muelle de San Carlos

El presidente de la República, Rodrigo Chaves, confirmó su interés en construir el tren eléctrico limonense de carga (Telca), un ferrocarril de 260 kilómetros que conectaría la zona norte y el área metropolitana con los puertos del Caribe para mover mercancías de exportación e importación en el país.

Se trata de un proyecto de infraestructura heredado por la administración del expresidente Carlos Alvarado y que está valorado en $820 millones.

Dicho anuncio fue realizado por el presidente la noche de este martes durante la rendición de su informe de labores por 100 días.

“El Telca rehabilitará 180 kilómetros de las vías ferroviarias ya existentes, entre Moín, Río Frío y el Valle de la Estrella, y construirá 80 kilómetros de vía férrea nueva de Río Frío a Muelle de San Carlos, de tal forma que nos permita llevar el desarrollo social y económico a Limón y la zona Norte”, indicó Chaves.

Este sistema de transporte público se puede construir bajo un modelo de concesión, una alianza público privada o quedar en manos del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer).

La obra de infraestructura constaría de cuatro fases. La primera de ellas conectaría la Gran Área Metropolitana (GAM) con los puertos de Moín bajo una vía ya existente, con la rehabilitación de 120 kilómetros de la vía férrea al Atlántico. Según los estudios de la anterior administración, este tramo podría comenzar a operar en el 2025.

Como parte de los trabajos necesarios, se construiría un patio de carga en San José, junto a las rutas 4 y 32.

En Moín, Limón, se construirían patios para que los trenes carguen y descarguen los contenedores, los cuales serán movidos en camiones desde y hasta la Terminal de Contenedores de Moín (TCM) o el muelle de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva).

En la segunda etapa, el tren eléctrico de carga llegaría hasta Chilamate de San Carlos, en Alajuela, con un tramo de 40 kilómetros, y se conectaría con la ruta actual en el ramal ampliado de Río Frío, al lado de la carretera 32 que conecta San José con Limón.

La tercera etapa requeriría de una extensión de otros 40 kilómetros desde Río Frío hasta Muelle de San Carlos, mientras que la cuarta fase es un agregado al otro extremo de la ruta ferroviaria, que va desde los puertos de Moín hasta Valle de la Estrella, en Limón. Para esa última fase, se tendrían que construir 60 kilómetros más de vía.

Los análisis señalan que el Telca atendería entre un 30% y 50% de la demanda potencial actual de carga de mercancías desde y hacia el Caribe. Además, los resultados buscan la descongestión de la ruta 32 y una reducción en la emisión de gases contaminantes generado por el transporte terrestre de exportaciones e importaciones.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.