Silvia Artavia. Hace 5 días
Especímenes de importancia ecológica se plantaron en áreas de protección del río Torres en Sabanilla, en las cercanías del Estadio Nacional y en Mata de Plátano. Fotos: cortesía de Minae.
Especímenes de importancia ecológica se plantaron en áreas de protección del río Torres en Sabanilla, en las cercanías del Estadio Nacional y en Mata de Plátano. Fotos: cortesía de Minae.

Un total de 250 árboles nativos y de importancia ecológica le darán un respiro al río Torres, uno de los más contaminados de San José.

Este viernes se llevó a cabo la última de tres jornadas de siembra en las márgenes de ese cuerpo de agua; específicamente, en el área de protección de Mata de Plátano, en el cantón de Goicoechea.

Las dos primeras se realizaron en Sabanilla —cantón de Montes de Oca— y en las cercanías del Estadio Nacional (área de protección Los Conejos), en el distrito de Mata Redonda, cantón Central de San José.

La siembra pretende generar beneficios al ecosistema que alberga a este río, el cual nace en Rancho Redondo de Goicoechea y llega hasta la planta hidroeléctrica Electriona, en Pavas.

Se espera mejorar la calidad del aire y del agua, así como una mayor protección de las especies de flora y fauna que se encuentran en la zona.

Las especies sembradas se seleccionaron tomando en cuenta la altura del sitio, con el fin de lograr una mayor recuperación y rehabilitación del ecosistema, afirma un comunicado del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae).

La cruzada de siembra de árboles por el río Torres, efectuada entre setiembre y octubre, se lleva a cabo en el marco de una estrategia llamada Ríos Limpios.

Esta estrategia tiene como objetivo recuperar diversas cuencas urbanas, empezando con este cuerpo de agua.

La idea de dicha iniciativa es potenciar los servicios ecosistémicos con miras a la construcción de ciudades sostenibles y resilientes.

Entre los objetivos están mejorar la calidad del aire y del agua, así como una mayor protección de las especies de flora y fauna que habitan la zona. Fotos: cortesía de Minae.
Entre los objetivos están mejorar la calidad del aire y del agua, así como una mayor protección de las especies de flora y fauna que habitan la zona. Fotos: cortesía de Minae.
Reforestar el corredor biológico

Las áreas donde se plantaron los 250 árboles constituyen el Corredor Biológico Interurbano Río Torres Reserva de la Biosfera, un tramo de 26 kilómetros que atraviesa 18 distritos de los cantones de San José, Goicoechea, Montes de Oca y Tibás, por donde pasa el río.

Dicho corredor se propone crear interconexiones entre las zonas verdes y boscosas de la microcuenca del Torres, para que las especies de flora y fauna amplíen su movilidad y se logre un mayor intercambio genético.

Aparte del Torres, la estrategia Ríos Limpios procura recuperar la cuenca del río María Aguilar, también en San José, así como cuatro adicionales, de aquí al 2030.

La iniciativa, presentada en febrero de este año, es coordinada por el Viceministerio de Agua y Mares y el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA).

Cuenta con el apoyo de más de 30 entidades, entre las que destacan las municipalidades de San José, Goicoechea y Montes de Oca, la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL), la Universidad de Costa Rica (UCR), el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y grupos de voluntarios.

Las especies sembradas se seleccionaron tomando en cuenta la altura del sitio, con el fin de lograr una mayor recuperación y rehabilitación del ecosistema. Fotos: cortesía de Minae.
Las especies sembradas se seleccionaron tomando en cuenta la altura del sitio, con el fin de lograr una mayor recuperación y rehabilitación del ecosistema. Fotos: cortesía de Minae.