El País

País destaca entre 184 naciones por tratamiento y control de hipertensión

Estudio tomó en cuenta territorios que incluyen 99% de la población mundial; documento señala aciertos en detección temprana y medicamentos

En el país, 1.142.500 personas reciben tratamiento contra la hipertensión solo en el sistema de salud pública. Se trata de una cifra 21,4% mayor que ocho años atrás.

A pesar de que el número no cesa y es una de las enfermedades que más afecta a los costarricenses, el país ofrece las condiciones para una detección temprana y con esta, el tratamiento y control requerido.

Así lo revela un estudio comparativo entre 184 naciones que concentran el 99% de la población mundial.

La investigación fue liderada por la organización Colaboración para los Factores de Riesgo de Enfermedades Crónicas No Transmisibles (NCD- Risc, por su acrónimo en inglés) exploró la atención que los sistemas de salud le daban a la presión arterial.

Los resultados, publicados este miércoles en la revista médica The Lancet, señalan que más de la mitad de personas a nivel mundial no tienen el tratamiento que requieren, situación que los expone a un mayor riesgo de infartos al miocardio (músculo del corazón), accidentes cerebrovasculares (conocidos como derrames cerebrales), y problemas en los riñones.

No obstante, cuando se explora por países, Costa Rica destaca.

Sus números de personas con hipertensión no son de los más altos ni de los más bajos, con un 39,6% de las personas entre 30 y 79 años, pero la situación cambia cuando se explora la atención.

Nuestro país figura como el cuarto con la mejor detección, donde el 81,4% de las personas tienen un diagnóstico certero a tiempo y en tercer lugar en cuanto a calidad del control de la enfermedad, con un 53,5% de los pacientes en pleno control por parte de la seguridad social.

Es superado por Corea del Sur cuando se habla de acceso a tratamiento de calidad, con un 76,1% en el esquema público de atención.

Según el informe, solo el 6,6% de los hipertensos nacionales no tendría la enfermedad tratada y estaría en problemas de complicar su salud, lo que lo ubica dentro de los diez primeros.

“Los autores piden mejorar prácticas en detección, tratamiento y control como las vistas en Costa Rica, Chile, Turquía, Kazajistán y Sudáfrica para que sean replicadas en otros países de ingresos medios y bajos”, señala un comunicado enviado con el estudio.

Canadá, Alemania y Corea del Sur son otros países que destacan en el informe.

¿Qué puntos positivos le ven los investigadores a la forma en que Costa Rica atiende la hipertensión? En el apéndice que acompaña al estudio, los analistas enumeran varios factores para nuestro país.

- Las guías nacionales de tratamiento para la enfermedad son basadas en evidencia y adaptadas a los recursos locales.

- La medicación antihipertensiva es parte de la lista esencial de medicamentos. No se requiere de copago si se accede a ella mediante el sistema público.

- La prevención y detección temprana de la hipertensión es parte del programa de salud para adultos en los niveles primarios de atención.

- La atención primaria en salud se organiza en clínicas basadas en cada comunidad (Ebáis).

- Un sistema grande y unificado de salud con cobertura universal a lo largo del espectro de vida que le da atención al 95% de la población.

- El Estado cubre a los niños, embarazadas, indigentes y adultos mayores que no están cubiertos por otra vía.

- El sistema de salud está fundado por un 70% de recursos públicos, un 27% de pagos y un 3% de seguro privado.

Pese a las buenas noticias, esta es una enfermedad a la que nuestro sistema de salud debe ponerle atención, pues no solo es la más común, también la que registra más aumento.

Un reportaje de La Nación publicado este domingo señala que la presión arterial alta le arrebata a la población 102.906 años de vida saludable (AVISA) ese año, de acuerdo con el Estudio de Carga de Enfermedad de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Los AVISA son una medición en salud que indican, como población, cuántos años tenemos con buena salud y calidad de vida.

Cada AVISA perdido como población nos genera años en los cuales los habitantes de una comunidad tienen mala calidad de vida a causa de una enfermedad o lesión.

La hipertensión por sí sola fue la causante del 11% de los AVISA perdidos en 2019.

Especialistas en Medicina, Nutrición y Educación Física aseguran que la receta para prevenir los problemas de tensión arterial están en las manos de cada persona: una dieta balanceada, actividad física regular y tomar los medicamentos indicados bajarán el riesgo de todo tipo de complicaciones.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.