Infraestructura

Vehículo eléctrico de carga liviana se pone a prueba con trabajo en empresas

Ensayo del Tec y Cooperación Alemana GIZ medirá tecnología limpia contra motores a base de hidrocarburos para comparar gasto

Para estimular la transición a vehículos eléctricos no contaminantes, el Instituto Tecnológico de Costa Rica (Tec) y la Cooperación alemana para el Desarrollo (GIZ) anunciaron este viernes un plan piloto que tiene compitiendo un vehículo eléctrico de carga liviana contra otros que emiten gases contaminantes.

La prueba arrancó esta semana en las operaciones de CoopeTarrazú R.L. que se localiza en el cantón de Tarrazú, San José, y que se dedica a la comercialización de café. El vehículo eléctrico se quedará con esa empresa unas tres semanas y luego seguirá el proceso en otras dos compañías.

La dinámica consiste en determinar el gasto que representaría para las firmas participantes sustituir sus actuales flotillas de carga ligera con motores de combustión interna para su propulsión, por una a base de vehículos eléctricos. La comparación de datos servirá de base para un estudio de pre-factibilidad, informaron ambas entidades en un comunicado.

Además, el plan contempla el impacto ambiental de los dos tipos de vehículos, de combustión interna y eléctrico, que permitirá medir así el ahorro en emisiones de dióxido de carbono (CO²), tomando en cuenta el consumo de hidrocarburos contra el consumo de electricidad para recargar la unidad a prueba.

El vehículo es un T3 de la marca BYD capaz de acelerar a 100 kilómetros por hora, gracias a su batería con capacidad para suministrar 50 kilovatios hora. La unidad la otorgó GIZ al Tec y también estará en prueba en dos empresas de la Gran Área Metropolitana: Multifrío S. A., que pertenece al sector servicios de ingeniería, y FORTECH, del sector de gestión de residuos.

La unidad eléctrica servirá a los servicios de transporte de cada empresa y su desempeño en condiciones normales de operación será monitoreado y registrado. En forma paralela, también se seguirá el desempeño en las mismas condiciones de los vehículos de combustión interna de cada empresa. Al final de cada semana, se harán comparaciones para determinar el impacto del uso de ambas tecnologías en el trasiego de carga de los negocios participantes.

Con la información recolectada se realizarán análisis y proyecciones del comportamiento de cada tecnología involucrada, con las cuales se podrá informar a sectores económicos y población en general de las ventajas y características del uso de vehículos eléctricos de carga liviana en el movimiento de mercancías en condiciones reales dentro de Costa Rica.

La prueba es parte del proyecto MiTransporte de la Cooperación Alemana GIZ, ejecutado por encargo del Ministerio Federal Alemán del Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza, Seguridad Nuclear y Protección del Consumidor (BMU) a través su Iniciativa Climática Internacional (IKI) en coordinación con el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae).

“Con este piloto esperamos obtener datos muy alentadores, mostrando una forma en la que las empresas pueden disminuir su huella de carbono. En el aspecto técnico-financiero, se espera que la inversión que llegue a hacer una empresa por un vehículo eléctrico cumpla con sus expectativas al mostrar no solamente beneficios ambientales y climáticos, sino también económicos”, explicó Claus Kruse, director del proyecto MiTransporte de la GIZ.

Sergio Morales Hernández, coordinador del Laboratorio de Investigación en Vehículos Eléctricos (LIVE) del Tec, estimó que el plan dará una visión objetiva a la ciudadanía sobre las ventajas que presenta el transporte eléctrico.

Para Sebastián Mata Ortega, también integrante del LIVE, el país está dando pasos importantes en el tema de la movilidad eléctrica, sin embargo, no se está desarrollando así en el campo del transporte de carga.

“Si existiera información validada respecto al rendimiento de un vehículo eléctrico de carga liviana en Costa Rica, las empresas que utilicen transporte para trasladar sus mercancías dentro de la ciudad, podrían incentivar más este tipo de movilidad eléctrica; disponer de información útil para la toma de decisiones en la transformación de flotas comerciales”, expresó por su parte Mata Ortega.

Este mismo mes se anunció el inicio de un plan piloto con autos eléctricos en la flotilla de taxis del aeropuerto Juan Santamaría, que comenzará con seis unidades.

Juan Fernando Lara Salas

Juan Fernando Lara S.

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, infraestructura, energía y telecomunicaciones.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.