Infraestructura

Traslado de mecánicos del MOPT para revisión técnica es ‘desvestir un santo para vestir otro’, advierte funcionario a ministro

Oficio señala que decisión pone en riesgo muchas labores, entre ellas, atención de emergencias y arreglo de carreteras. Personal se encargará de inspecciones especiales mientras se selecciona a empresa

La decisión de trasladar unos 40 mecánicos y personal técnico de la Dirección de Control de Maquinaria y Equipo del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) para atender temporalmente la revisión vehicular, provocaría una “parálisis” en la atención de una serie de labores que incluyen desde licitaciones hasta atención de emergencias y limpieza de cauces, labores importantes en la época lluviosa.

Así lo hizo saber el director de esa dependencia, Nelson Brown, en un oficio con fecha del 28 de julio dirigido al jerarca Luis Amador, al que La Nación tuvo acceso.

El funcionario indica en el documento que obedecerá la directriz del jerarca, pero que también estaba en su deber advertir sobre los riesgos de esta decisión, la cual según dijo, significaría “desvestir un santo para vestir otro”.

Entre las gestiones que se dejarían de atender, según detalla en el oficio de ocho páginas, se mencionan la revisión de solicitudes de reparación enviadas por las regionales, lo cual implicaría una afectación en el presupuesto de ¢175 millones, solo en repuestos, además de otras tareas de valoración de equipos que representaría un impacto presupuestario estimado en ¢400 millones.

Estos funcionarios también tienen la responsabilidad de coordinar el traslado de equipos desde los proyectos o regiones a los lugares de reparación, así como revisar cotizaciones y diagnósticos de talleres privados, entre otras tareas asociadas con la supervisión y coordinación de reparaciones.

Además deben participar en la elaboración de carteles para el mantenimiento y reparación de equipos pesados, livianos y especiales, lo que implicaría un impacto en el presupuesto para el próximo año, estimado en ¢1.313 millones.

“Esto ya que los procesos de contratación sin contenido presupuestario inician en julio 2022 y realizan todo el proceso de contratación en el II semestre del 2022, para generar frutos, en el escenario ideal, a finales del I trimestre de 2023, por lo que, en caso de no contar con los carteles, así como el acompañamiento técnico asociado al proceso de contratación la afectación es supremamente sensible, lo que se traduce en la capacidad de las direcciones regionales para atender la red vial nacional, las plantas de producción de mezcla asfáltica, y la División de Obras Fluviales, como principales afectados, sin menoscabar la afectación Institucional”, señala la carta que enumera una veintena de tareas relacionadas con ese tipo de procesos de compra, elaboración y revisión de carteles.

El documento agrega que estos procesos que se verían “en algún grado afectados” podrían eventualmente repercutir en otras áreas de la División de Obras Públicas y del MOPT entre las que se mencionan:

  • Atención de emergencias a nivel nacional.
  • Cumplimiento de metas en los planes operativos institucionales en la conservación periódica y rutinaria, de al menos 600 km y atención de al menos 65 cauces.
  • Atención a proyectos programados por las distintas sedes regionales.
  • Atención de proyectos correspondientes a direcciones generales de la División de Obras Públicas incluyendo esta dirección.

Incluso, añaden que la medida daría al traste con la intención del jerarca de echar a andar las plantas asfálticas para realizar labores de bacheo en todo el país, pues “sería prácticamente imposible” atender las licitaciones activas para la reparación de varios de esos equipos, al no contar con los técnicos que supervisarían dichos mantenimientos y reparaciones.

La intención del jerarca del MOPT es que los mecánicos mejor preparados comiencen a realizar, a partir de la próxima semana, revisiones técnicas en la estación de Alajuelita donde se atenderá a los vehículos usados importados que requieren la inspección para ingresar al país, así como los vehículos de transporte público que deben cumplir ese requisito dos veces al año, además de maquinaria y otros transportes de categoría especial.

Asimismo, Amador había previsto que de no haber empresas interesadas en asumir el servicio mediante la modalidad de permisionario o ninguna cumpliera los requisitos, el Ministerio se encargaría de brindar la atención en todas las estaciones del país.

Sin embargo, el viernes anterior, tras el cierre del plazo para recibir ofertas, se anunció que 11 compañías presentaron su postulación, entre ellas varios consorcios y representaciones nacionales e internacionales.

La estimación del MOPT es que la empresa que resulte seleccionada comience a prestar servicio a mediados de setiembre.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.