Infraestructura

Ingeniero de Conavi denuncia amenazas de H Solís por millonaria multa

Funcionario dijo que constructora acumuló sanciones por ¢900 millones por múltiples incumplimientos, pero que representante de firma le indicó que tomaría acciones legales en su contra para frenarlas

Un ingeniero del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) aseguró haber recibido amenazas de la constructora H Solís, debido a las gestiones que realizó para aplicar ¢900 millones en multas que la empresa acumuló por múltiples incumplimientos.

Los hechos fueron denunciados este jueves por Jason Pérez, funcionario de la Gerencia de Conservación de Vías y Puentes del Conavi, ante la comisión legislativa que investiga supuestos hechos de corrupción en contratos de obras viales.

El ingeniero relató a los diputados que a finales del 2017, la constructura comenzó a incumplir en las obras de mantenimiento que se le adjudicaron en Alajuela y San Ramón.

Mencionó entre las irregularidades que H Solís se llevó una maquinaria específica a otra zona donde tendrían mejor rendimiento y ofreció en su lugar otra que no era la indicada para los trabajos contratados.

Pérez señaló que él, como encargado de la zona, rechazó técnicamente estos cambios. Los diversos problemas registrados hicieron que se acumularan multas por ¢900 millones.

Fue entonces, según aseguró, cuando recibió la advertencia de un director técnico de la empresa, de que se apartara de esos trámites pues ya estaba gestionando un bufete de abogados para proceder en su contra.

“Él me indica que me mesure, que piense si quiero continuar con las gestiones porque la empresa va a iniciar persecuciones en contra de mi persona para que evite continuar con eso”, afirmó.

Además, dijo haber escuchado una llamada del representante de H Solís, Roberto Acosta, en la que hablaba mal sobre él a su superior. Luego de esta incidente, Pérez fue trasladado de zona y le quitaron los proyectos que tenía a cargo.

“Esto detona en una persecución hacia mi persona, en la cual termino poniendo una denuncia por acoso laboral, como uno de los tantos ingenieros que lo hicieron”, agregó Pérez.

En ese momento, su superior era Édgar May Cantillanos, gerente de Conservación de Vías, quien figura entre las personas que el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) indaga como parte del Caso Cochinilla.

Consultada por este diario, la empresa H Solís negó las afirmaciones del funcionario del Conavi.

“Nuestra empresa siempre ha sido respetuosa ante cualquier funcionario público y rechaza categóricamente, por faltar a la verdad, la totalidad de lo expresado por el señor Jason Pérez”, indicaron mediante su encargado de comunicación.

El ingeniero se presentó este jueves a la comisión legislativa junto a su compañero Mauricio Sojo.

Según dijeron, ambos recibieron la indicación del actual gerente de Conservación, Édgar Meléndez, para que fueran a detallar sobre el funcionamiento de los contratos de mantenimiento.

Incremento de bienes.

La diputada Paola Valladares, por su parte, cuestionó a Mauricio Sojo por los hechos por los que es señalado dentro del expediente judicial, en el cual se menciona un “sorprendente incremento de sus bienes ”.

Valladares citó que ahí se indica que Sojo adquirió una motocicleta del año y de alta gama, un vehículo todoterreno también del año, otro vehículo marca Audi, una casa y viajes a Europa constantes.

-”¿Todo eso le alcanza a uno de un profesional tres?”, cuestionó la legisladora verdiblanca.

A lo que Sojo respondió que “si todo fuera así como está en el papel, le diría que no y usted tendría toda la razón”.

Según dijo, nunca ha tenido un vehículo todoterreno como el mencionado, además dijo que sí tuvo la moto indicada en el 2014 y la vendió en el 2016. Añadió, que cuando eso pasó no tenía vehículo y vivía con sus papás por lo que todo su salario era dedicado a él.

Por otra parte, declaró que actualmente tiene un préstamo “gigante” a 40 años por la casa que compró junto a su esposa y que el vehículo que tiene hoy también fue comprado en conjunto con su pareja.

Sistema varado

Ambos ingenieros dijeron que actualmente trabajan en la unidad creada para desarrollar un nuevo sistema de gestión de pavimentos. Sin embargo, indicaron que dicho proceso no ha tenido avances en cinco años.

Los funcionarios explicaron que desde el 2016 la Contraloría General de la República advirtió sobre la necesidad de implementar dicho sistema de gestión para distribuir distribuir de mejor manera los recursos destinados para atender la red vial nacional.

De acuerdo con los funcionarios, fue hasta el 2019 cuando se creó una comisión para desarrollar los nuevos carteles de conservación y paralelamente se inició el proceso de creación del sistema de gestión.

Semanas atrás, el viceministro de Infraestructura, Tomás Figueroa, explicó a La Nación que la ausencia de ese mecanismo de trabajo es una de las mayores debilidades que enfrenta el Conavi actualmente.

Ese vacío motiva que se trabaje con la premisa de que lo que está en peor estado se atiende primero, lo cual no solo implica mayor gasto de recursos, sino que favorece situaciones como las que están en investigación en el expediente judicial del llamado Caso Cochinilla.

La pesquisas se relaciona con el supuesto pago de dádivas por parte de empresas constructoras para agilizar trámites u obtener proyectos. Entre las involucradas están las empresas H Solís y MECO.

Este jueves, los ingenieros explicaron que con un sistema de gestión lo que se buscaría es intervenir aquellos tramos de la red en buen estado para mantenerlos siempre en esas condiciones, y trabajar las zonas con mayor daño mediante técnicas más eficientes, de modo que los fondos sean mejor distribuidos.

“Los sistemas de gestión son los que pueden llegar a determinar la mejor inversión para nuestras rutas (...) Desde la Ley de Creación de Conavi tenía que existir un sistema de gestión de pavimentos, la misma ley dice que toda obra pública debe ser analizada por medio del sistema”, afirmó Sojo.

Los funcionarios manifestaron que la falta de recursos y de personal han impedido avanzar en este proceso y que por eso a la fecha “no ha cambiado nada”.

Según ellos, para conseguir la mejora es necesario adquirir sistemas de cómputo costosos y personal especializado.

Ante la consulta sobre quién decide el avance del proceso, los ingenieros aseguraron que depende del ministro de Obras Públicas y la Dirección Ejecutiva del Conavi.

Los comparecientes también se refirieron al poco avance con los modelos de contratación mediante estándares de servicio, por lo que se continúa pagando mediante mecanismos de precios unitarios, situación que también ha sido señalada por la Contraloría.

La ausencia del sistema de gestión fue uno de los motivos por los que el ente contralor ordenó al Conavi, sacar de concurso los nuevos carteles para la atención de la red vial, la cual carece de mantenimiento desde febrero de este año.

La instrucción se dio el 4 de agosto.

Ministros y exministros

Al final de la sesión de este jueves, los diputados acordaron llamar a comparecer a los ministros de Hacienda y Obras Públicas y Transportes, Elián Villegas y Rodolfo Méndez Mata, respectivamente.

También deberán acudir los exministros de esas carteras Rocío Aguilar (Hacienda), Carlos Segnini y Carlos Villalta (MOPT), así como el exdirector del Conavi, Mario Rodríguez.

Asimismo serán convocados el director de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos, Alejandro Rossi, el exasesor presidencial Camilo Saldarriaga y el ingeniero del Conavi en la zona norte Esteban Coto.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.